Android 7.0, la batería mejorará de forma considerable

Android 7.0

Android 7.0, la batería mejorará de forma considerable - ¿Cuál es el aspecto que más debe mejorar todavía en el entorno de los dispositivos smartphone? La respuesta es obvia: la batería. Los fabricantes siguen luchando contra viento y marea para intentar que el rendimiento de la batería de los móviles pueda mejorar. Porque se mejora la capacidad de las baterías y se dan pasos adelante en este sentido, pero si al mismo tiempo aumentan los recursos y el potencial de los móviles nos terminamos quedando en tablas. No hay mejora de batería por mucho que lo deseemos. Eso es algo que Android 7.0 intentará solucionar por medio de varias ideas y mejoras que hoy vamos a repasar poco a poco. De momento Google promete y nos introduce en una perspectiva optimista de la cual esperamos muchas cosas buenas. ¿Pero será suficiente? Estudiemos las distintas alternativas que se están valorando.

Android 7.0 y el terrible problema de batería

La promesa de Google nos lleva a un futuro cercano en el cual, como situación optimista, se establece que los terminales con Android serán más eficientes y durarán más entre carga y carga. Así no tendremos que estar cargando el móvil en todo momento como ahora nos ocurre con algunos terminales. La situación por ahora no ha sido resuelta por mucho que algunos fabricantes digan que sí, que las actualizaciones que reciben sus terminales van de lujo y consiguen mejorar la efectividad de las baterías. Es palabrería, pero palabrería de la buena, de la que hace que de vez en cuando nos ilusionemos y que terminemos luego con una cara más triste que la del emoji que está llorando a mares.

Hay ocasiones en las que la promesa de la mejora de la batería sí se refleja. Pero no pensemos que vayamos a ganar un aumento en el rendimiento que resulte extremo. Nos durará el móvil 10 o 15 minutos más de lo habitual y para de contar. Por lo tanto, es un parche y no una solución. El problema se encuentra en que las ideas y las previsiones son buenas, pero luego no se llevan a cabo con la diligencia que requiere un trabajo como este. Eso lleva a que todo acabe quedándose en un proceso a medio camino del que resultaría idóneo. Es algo que, eso sí, debería solucionarse en el momento en el cual se lance la séptima gran versión de Android.

Batería en Android

Trabajando por un objetivo común

Google tiene en marcha dos funciones que deberían solucionar los problemas de batería que se están sufriendo en el entorno de Android desde muchos, muchos años atrás. Por ahora ambas necesitan un pulido adicional, dado que hay mucho por hacer para que alcancen el rendimiento al que necesitan llegar. Nos estamos refiriendo a Project Svelte y Project Doze, cuyos responsables nos han prometido, previamente, que conseguirán mejorar el problema de la batería. Ya sabemos que las promesas se las lleva el aire y que no hay manera de responder a ellas salvo con muestras reales de progreso. Por eso mismo estamos dando margen para que los responsables que trabajan en ambos proyectos puedan ponerse al día y cumplir con los objetivos, algo que parece lejano, pero que esperemos termine llegando en un momento dado antes o después.

La meta que tienen ambos proyectos es que los móviles no tengan una mayor capacidad de batería, porque hay ciertos límites que se pueden afrontar, sino que los teléfonos gasten menos en sus procesos normales. En especial se exploran distintas posibilidades para que sea posible economizar consumo de batería en un momento clave: cuando no estamos utilizando el dispositivo. Es ahí donde se parte el bacalao en estos momentos. Los fabricantes y Google quieren que los usuarios no tengan que hacer frente a esos momentos en los que después de no haber usado sus móviles desde hace tres horas vean que su batería ha pasado de estar del 70% al 45%. Eso es algo que molesta, porque si no hemos usado el móvil para nada, ¿por qué debemos sufrir esta reducción de la capacidad de batería? En este sentido también se trabaja para que haya otro momento en el cual la batería se consuma a un menor nivel: cuando dejamos algunos procesos trabajando en segundo plano. Al fin y al cabo, si están en segundo plano nos deberíamos asegurar de que el gasto de energía no es demasiado elevado.

Project Doze

En el año 2006 se produjo el debut de Project Doze, que tenía la intención de conseguir optimizar el consumo de batería en el móvil. Una vez instalado el usuario no tenía que preocuparse de nada, dado que Doze haría el “trabajo sucio” sin molestar a nadie. Eso sí, se tenían que dar tres factores de forma simultánea:

  • La pantalla del teléfono tenía que estar apagada
  • El móvil no podía estar conectado por cable
  • Y tampoco podía estar en movimiento

Muñeco de Android

¿Qué ocurría si estos tres factores no coincidían de una forma simultánea? Absolutamente nada de nada. El sistema no actuaba y no notábamos ningún tipo de mejora. Por lo tanto, había carencias. El plan tenía serias lagunas. Principalmente porque cuando estábamos en el trabajo todo funcionaba bien. Dejábamos el móvil en la mesa y no le dábamos ningún tipo de uso ni hacíamos actividad con él. En ese momento Doze hacía su magia y mejoraba el optimizado para que el consumo no fuera extremo. Pero en el momento en el cual debíamos ir al baño, movernos por la oficina o hacer cualquier cosa, ahí ya nos podíamos olvidar de lo que estaba aportando Doze. Así de mal se planteó el sistema, que no era precisamente consciente de las necesidades de los usuarios.

Pero con Android Nougat Project Doze también cambia, evoluciona y se transforma en algo mejor. Los responsables del proyecto tenían claro que tenían que mejorar el funcionamiento, así que ahora han ideado dos momentos en los que Doze entra en actividad. Uno de los momentos solo requiere que el móvil tenga la pantalla apagada y que además no se encuentre conectado por cable. El otro momento es cuando se dan esos dos factores pero también se produce la situación en la cual el móvil se encuentra fijo. Es decir, se ha mantenido el modo original de los tres factores, pero se ha pulido el rendimiento para que el asunto del movimiento no sea obligatorio en todos los casos.

¿Cómo funciona Doze exactamente? Pongámonos en situación para entender el sistema. Digamos que la pantalla ya se ha apagado hace un tiempo y que se dan las otras circunstancias. Lo que hará Doze será que la sincronización y tareas de acceso de aplicaciones a la red no se mantengan activas. Todo quedará congelado hasta que ocurra una de dos cosas. La primera: que transcurra un tiempo límite que nosotros hayamos marcado. La segunda: que volvamos a coger el móvil, la pantalla se encienda y vuelva la actividad. El sistema mantiene la importancia de dejar activos ciertos elementos, como la alarma del despertador, pero deja los demás ocultos para que no gasten la batería del móvil. Lo único que tendremos como soporte será una ventana de mantenimiento que nos informará de ciertas pautas que se estén produciendo en el móvil.

Project Svelte

Si Doze comenzó en 2006, Project Svelte lo hizo un poco después, en 2013. Llegó con el debut de la versión KitKat y se enfocó en mejorar la batería en los móviles de gama baja. Algo curioso, porque de sobras sabemos que los terminales low cost son los que mejor suelen rendir en términos de consumo de batería. Se consiguieron buenos resultados, pero la situación todavía era mejorable, tanto que se ha continuado trabajando en ello y con Android 7.0 se cree que el rendimiento será muy superior.

App de Android 7.0

Las previsiones apuntan a que la gestión de procesos en segundo plano mejorará de manera notable si nos apoyamos en Project Svelte. Por lo que hemos leído en la prensa norteamericana, los cambios de los que disfrutará Project Svelte se organizarán alrededor de dos novedades. Nos parecen casos muy concretos, así que procedemos para explicarlos a fin de que cada uno valore lo que le representa para la experiencia de su móvil. Una de las mejoras se concentrará en el acceso a los datos que realizan las aplicaciones. Con Svelte ahora mismo ocurre un problema en el cual bajo ciertas circunstancias en la emisión de vídeo y fotos todas las apps de la categoría se activan y tratan de procesar datos de manera simultánea. Lo que ocurre es que supone un gran gasto energético. Pero para Android 7.0 se ha puesto solución a este problema desde el núcleo a fin de que no se produzca este tipo de situación.

La otra mejora también está relacionada con un asunto similar. Por lo que comentan los responsables del proyecto las aplicaciones están al tanto de cambios en la red para apreciar modificaciones y estar al tanto del procesado de datos necesario para mantenerse actualizadas. Estas comprobaciones son periódicas y requieren un consumo energético. El problema es que ocurra en muchas apps de forma simultánea, lo que deriva en un estrés elevado para la batería que obliga a consumir más recursos de los deseados. La mejor con Android se encuentra en que ahora el acceso a la red se aplicará solo en aquellos casos en los que la app esté activa y la estemos usando. Habrá menos consumo de recursos en todos los términos, desde la batería hasta la memoria RAM.

Y así están las cosas

Vemos cambios, apreciamos las mejoras que van a introducirse en Project Doze y en Project Svelte, nos alegramos por la potenciación de recursos y el optimizado de la batería. Tenemos fe de que Android 7.0 por fin supondrá una mejora significativa para el rendimiento de las baterías en nuestros móviles. Pero nos vais a disculpar si todavía somos un poco desconfiados al respecto. No terminamos de creernos todo lo que se nos promete, porque suponemos que hemos sufrido demasiados desengaños hasta el momento. Vamos a tener que ver pruebas tangibles de todo ello antes de hacernos auténticas ilusiones. ¿Estáis con nosotros?

Compartir en Google Plus

Acerca de Alulus

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios