Android a 64 bits, ¿moda o necesidad?

arm-64-bit

Los procesadores de 64 Bits llegaron a Android precedidos de mucho ruido mediático, y poca explicación seria acerca de lo que esta tecnología puede aportar a nuestros terminales. Si, queda muy “chulo” tener una pegatina en la parte de atrás del terminal con los 64 Bits, pero ¿qué implican en realidad? Y, lo que es más importante, ¿por qué aún no se han convertido en un estándar?

Veamos algunos hechos: en primer lugar, los procesadores de 64 Bits permiten a nuestros terminales manejar memorias RAM de más de 4 GB…cantidad de memoria que, si no me falla la mente, no lleva ningún terminal del mercado. ¿Y eso por que? Pues por varias razones. Obviamente, encarece el precio del producto; pero aún más importante, nuestros terminales no necesitan tanta memoria…porque las aplicaciones móviles no necesitan tanta memoria.

Lo que si necesitan los terminales móviles son procesadores capaces de asimilar la carga de trabajo de las aplicaciones lo antes posible, volviendo luego a estar en espera; ya que un procesador en espera implica menor gasto de batería. Por otro lado, nuestras cada vez más grandes pantallas implican un flujo cada vez mayor de información, para lo que tener un bus de datos más ancho siempre viene bien. Y no nos olvidemos de que, en general, la arquitectura de procesadores que llega con 64 Bits ya está diseñada para un gasto energético más eficiente. En todas estas necesidades destacan los procesadores de 64 Bits.

Pese a que la arquitectura de procesadores de 64 Bits en terminales móviles ya había sido presentada, no ha sido hasta la parte final de 2014 cuando hemos empezado a ver lanzamientos de terminales equipados con ellos. Vamos a hacer un repaso de lo que el mercado nos ofrece al respecto:

1.) SAMSUNG: dos modelos: el Galaxy Mega 2 (con Snapdragon 410) y el Note 4 (con Exynos 7 OCTA, y sólo en determinados mercados)

2.) HTC: apuesta fuerte por los 64 Bits con 3 terminales: Desire 510 y 820 (ambos con Snapdragon, 410 y 651 respectivamente, ya a la venta) y el 620 (con un octa-core de Mediatek, será lanzado próximamente en Asia)

3.) Otros: Lenovo Vive Z2 (Snapdragon 410);  Oppo con los R5 (Snapdragon 615) y   Oppo 1105 (Snapdragon 410); Huawei con el Honor 4X (Snapdragon 410) y el Ascend Y550 4G (Snapdragon 410); y el Elephone P6000 (Mediatek).

De toda esta lista de terminales, no demasiados aún, se puede extraer una conclusión: el procesador de 64 Bits en cabeza es el Qualcomm Snapdragon 410. Dado el éxito de la serie 400 (a la que reemplaza, en cierto modo), que hemos visto en el Motorola Moto G, el HTC One Mini, y en multitud de tablets, no es de extrañar. Y ninguno hace uso (sólo el Note 4 se le acerca, 3 GB) de los más de 4 GB de memoria que tendrían a su disposición. De modo que el futuro está en la optimización del procesador; sin embargo, no nos volvamos locos. El Nexus 6 de Google y Motorola, por ejemplo, no ha optado por esta arquitectura.

¿Y vosotr@s, qué pensáis? ¿Se extenderá el uso de esta tecnología?

Fuente: AndroidHeadlines

 

Compartir en Google Plus

Acerca de Jesús B.

twitter

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios