Android Device Manager, por si pierdes el móvil

Android Device Manager

Android Device Manager, por si pierdes el móvil - A todos nos gusta pensar que vivimos en un mundo de luz y color, en un lugar donde todos somos amigos, nos miramos y nos sonreímos, donde no hay luchas ni delitos. Desgraciadamente, el mundo no es una película de Disney, ni España es Japón, donde ya sabemos que la delincuencia casi no existe, así que aunque no nos guste, hay que pensar en si algún día ocurre algo inesperado. “Algo inesperado” como que un indeseable nos robe el móvil. Quizá en los tiempos de los dump phone no era demasiado trascendente, porque como mucho el ladrón podría hacer llamadas, pero en la actualidad nuestro móvil es nuestra vida. Y si alguien toma el control de nuestra vida… ¿os imagináis todas las cosas que podría hacer? Desde usar nuestra tarjeta de crédito hasta saber dónde vamos a estar mañana, con quién hablamos o qué tipo de detergente usamos para lavar la ropa. Toda la información acaba pasando antes o después por nuestro teléfono y eso nos lleva a que sea necesario el uso de algo como Android Device Manager.

Android Device Manager, ¿y si la cosa se tuerce?

Esa es la pregunta: ¿qué pasa si algo se tuerce? Si nos roban el móvil o lo perdemos, vamos a tener problemas, o al menos nos arriesgaremos a tenerlos. Por eso hay que estar cubiertos. Y no hay nada mejor que contar con el soporte de Google, que pone a disposición de los usuarios la aplicación de la cual estamos hablando. Hoy os explicaremos todos los entresijos de la misma y nos aseguraremos de que sepáis utilizarla, porque consideramos que hay una diferencia gigantesca entre usar esta app y tener el móvil encendido sin más. Es más, nos atreveríamos a decir que todo usuario de Android debería tener este administrador de dispositivos para asegurarse de que no se encuentra en una situación complicada cualquier día sin venir a cuento.

Como en otros casos seguro que os habéis encontrado con el problema de la compatibilidad, hoy debemos deciros que esta aplicación dispone de un amplio margen de soporte. El motivo es que, al fin y al cabo, es una creación de la propia Google. Eso significa que han trabajado duro para conseguir que la mayor cantidad de dispositivos sean compatibles con esta aplicación. Y el resultado es, simplemente, fantástico. Lo apreciamos al ver que podemos instalar la app teniendo como poco el sistema Android 2.3, lo que significa que casi la totalidad de terminales Android del mercado se pueden hacer con sus servicios. Si sois uno de los usuarios que está dentro del menos de 1% que no tiene un móvil con Android 2.3 Gingerbread o superior, lo cierto es que no os compadecemos, sino que os pedimos que por favor cambiéis a un terminal más actual cuanto antes.

Instalación paso a paso

Buscar móvil en Android

Tranquilos, no os vamos a decir “entrar en Google Play y descargar la aplicación”. Vamos a ser un poco más concretos para que podáis instalar esta herramienta en el móvil y que así lo tengáis más protegido. Pero aunque suene manido, sí que vamos a comenzar diciendo que entréis en la tienda de aplicaciones de Google. Luego buscamos el nombre de la app y pulsamos en el botón de instalar. Es una aplicación muy ligera, así que no tendréis problema en descargarla con velocidad. Esto también significa que no se convertirá en un lastre para vuestro almacenamiento y que podréis gestionarla sin sufrir consumo de datos.

El siguiente paso, como buenos usuarios de Android, seguro que sabéis cuál es. ¿Sois capaces de adivinarlo? ¡Por supuesto, la identificación con la cuenta de Google! Como os pasáis el día conectados seguro que ya tenéis el identificador puesto y no hay ningún tipo de problema. Aún así, aseguraros de que es vuestra cuenta personal la que se encuentra seleccionada, no vaya a ser que alguien en la casa haya usado el móvil antes y os tenga cambiado el acceso principal. Con eso ya habréis vinculado la cuenta, la app y el móvil y estaréis más cerca de tener blindado el dispositivo tal y como estamos recomendando.

Ahora vamos a protegerlo

Hemos hecho lo más fácil y ahora continuamos con cosas más complicadas. Lo primero que debemos hacer es asegurarnos de que la herramienta es capaz de detectar nuestro móvil. Para ello nos fijaremos en que tendremos en la app un mapa que identificará el lugar donde nos encontramos (¡bien!) y también nos habrá detectado varios datos representativos del móvil, como el modelo del que se trata. A partir de ahí veremos tres opciones distintas con las que trabajar posteriormente: Ring, Lock y Erase. De momento lo que vamos a hacer es elegir el móvil y comprobar que está activado el modo en el que se indica que el terminal es descubrible. No deberías tener ningún tipo de problema siempre y cuando tu GPS esté funcionando en condiciones. Sabemos que algunas veces, dependiendo del móvil, el sistema GPS puede estar un poco “loco”, así que lo mejor será asegurarnos, si nuestro terminal no se encuentra en la app, de que las opciones de configuración son las adecuadas. Ya sabéis cuál es el proceso: os metéis en ajustes y os fijáis en si están activados los servicios de localización.

Aplicación de Android

Con eso el móvil será detectado y la app estará lista para comenzar a actuar. ¿Y si perdemos el móvil? Podemos hacer una prueba para comenzar y ver cómo va la cosa. Para ello entramos en la web de Android Device Manager y buscamos con nuestra cuenta de Google para que el sistema nos marque el lugar donde tenemos el teléfono. Si estamos en casa nos dará nuestra propia dirección, pero si hemos dejado el teléfono en casa de nuestros padres podremos ver que el sistema, sin duda, funciona de manera muy eficiente.

Haremos ring, ring, ring

Hablábamos antes de que tenemos tres funciones de las que sacar partido en la aplicación. Ring es una de ellas y podéis imaginar para lo que sirve ¿verdad? Es como si tuviéramos el coche aparcado en un garaje y hemos olvidado dónde estaba exactamente. Con el mando a distancia accionamos el claxon y podremos detectar la posición del vehículo por la dirección que nos marca el sonido. A través de este método de Ring hacemos prácticamente lo mismo. Cuando marcamos la opción el móvil comienza a sonar de una manera imparable con el volumen al máximo durante un total de cinco minutos. Si durante ese tiempo no hemos encontrado el móvil es porque sin duda debemos estar bastante lejos de donde lo dejamos. Pero si somos muy despistados este sistema nos vendrá bien para encontrar el móvil. Es una versión avanzada del típico “llámame al móvil, porque no sé dónde lo he dejado” al que siempre recurrimos.

Para hacer uso de esta función de seguridad en Android solo tenéis que entrar al menú de la app y pulsar en Ring las dos veces que os pidan confirmación.

Bloqueamos el móvil

Llegamos al comando Lock, la segunda de las grandes opciones que nos permite la aplicación. En este caso lo que vamos a hacer es asegurarnos de que nuestro dispositivo se queda bloqueado a distancia, para evitar sustos, pero sin pasar a un punto de vista tan radical como el del siguiente paso que luego comentaremos. Mediante esta función tenemos la oportunidad de configurar una nueva contraseña, por lo que en cierta manera lo estamos bloqueando. Otro de los rasgos que se nos permiten es la incorporación de un mensaje especial en la pantalla de bloqueo. Y como pensamos que el mundo es bueno y no malo, la tercera opción de esta función consiste en que incorporemos un botón de “llámame” que permitirá a quien se encuentre el móvil llamarnos a un número alternativo que les permitirá contactar con nosotros.

Servicio de localización

Es decir, si perdemos el móvil en el cine y lo encuentra el chico que limpia la sala después de la proyección de la película, al encender la pantalla del terminal verá el botón llámame y solo tendrá que tocarlo para ponerse en contacto con nosotros y decirnos “hola, he encontrado su teléfono en el cine mientras limpiaba la sala, pásese por taquilla y se lo entregarán”. ¿Veis lo bien que puede salir una situación tan compleja como la de perder un móvil? La función Block nos ayuda a ello. Se activa pulsando en Block, configurando la contraseña y luego introduciendo los otros datos de los que os hemos hablado.

O lo borramos todo

Lo más radical que podemos hacer con la aplicación es decidir que vamos a borrar todo el móvil. Si somos de las personas que tienen el móvil sin bloqueo de contraseña o que guardan en él ciertas fotos o vídeos comprometidos, es posible que queramos asegurarnos de que todo desaparece cuanto antes. Los especialistas la denominan como una bomba atómica para el teléfono, dado que destruye 20 kilómetros de datos a la redonda. No queda nada de nada y esto implica que tenemos pocas esperanzas de recuperar el terminal. La buena noticia es que el borrado es tan absoluto que no solo se produce en la memoria del móvil, sino que también abarca lo que tengamos almacenado en nuestra tarjeta de memoria externa.

Hay algunos terminales en los que no funciona el borrado de la tarjeta de memoria, pero parece que son excepciones muy ocasionales de las que tampoco hay que preocuparse demasiado, dado que son minoría. ¿Y si el móvil no está en red o se encuentra totalmente apagado? No hay ningún problema: en el momento en el cual se conecte de nuevo el comando de borrado se activará y todo lo que hubiera dentro desaparecerá. Radical y eficiente. Cómo no, la activación de esta función de Android Device Manager se basa en seguir el mismo proceso que con las opciones previas, pero eligiendo Erase en vez de los otros dos comandos.

Compartir en Google Plus

Acerca de Alulus

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios