Android en España, líder de nuevo

Android en España

Android en España, líder de nuevo - La consultora Kantar Worldpanel ha vuelto a la carga con la publicación de datos concretos sobre el estado del sector smartphone en nuestro país. Así es como descubrimos que Android en España sigue siendo la gran líder del mercado, ocupando la primera posición en cuanto a sistemas operativos móviles y dejando atrás a sus principales rivales. Los datos dejan más atrás si cabe al iPhone, con una posición que siempre ha sido firme, pero que cada vez tiene una menor relevancia entre los usuarios españoles. Y entre todo este mejunje de líderes y de ventas, nos encontramos con que Huawei está pidiendo cada vez más tener una presencia más dominante en el mercado móvil. A continuación repasamos todos los datos para entender el dominio de Android en nuestras tierras.

Android en España, liderando con fuerza

Nada más y nada menos que un 92,8% de los dispositivos que se venden en nuestro país están dotados del sistema operativo Android. Google ha pisado fuerte y ha implantado con mano de hierro su dominio sobre los demás desarrolladores de software, a los que mantiene controlados debido al atractivo que causa su plataforma entre el público. Con ta porcentaje en su propiedad queda muy poco espacio para los demás sistemas operativos, especialmente teniendo en cuenta que Android no está anquilosándose, sino que sigue progresando. En el último informe el crecimiento de la plataforma ha sido del 2,9%, lo que resulta muy positivo a la vista de la situación del mercado. Los datos que ha publicado Kantar corresponden a las estadísticas reunidas entre los meses de marzo y mayo de 2016 y se comparan, como es habitual, con los del mismo periodo en el pasado año 2015.

Del incremento en popularidad de Android se ha visto afectada su gran rival: iOS. El sistema operativo creado por Apple, que está incluido en sus dispositivos móviles, como el iPhone o el iPad, sufre un inconveniente bastante habitual en estos meses del año: la estacionalidad. Esto significa que no hay una forma de refrescar los terminales y que eso lleva a que el público no sienta interés por adquirirlos. Si Apple solo lanza un nuevo iPhone al año y se sabe que siempre llega en septiembre, no hay motivos por los que un usuario vea atractivo comprarse el modelo del periodo anterior cuando ya han llegado meses como el de mayo o junio. En lugar de adquirir estos modelos lo que hacen los usuarios interesados es esperar a septiembre para así tener, por el mismo precio, la versión más avanzada. Incluso hay en algunos casos en los que los indecisos acaban optando por un terminal con Android a fin de tener ya mismo un dispositivo que cumpla con sus exigencias.

En este periodo, como decíamos, iOS se ha visto muy lastrado por la fuerza de Android. Si en el pasado año tenían una cuota de mercado del 7,5%, en este caso han pasado a solo un 6,9%, lo que les deja psicológicamente dañados por haber bajado del 7% que siempre se había considerado imprescindible. Os preguntaréis qué ocurre con las décimas que faltan sumando los porcentajes de Android e iOS para entender la totalidad del mercado smartphone. Como podéis deducir, ese pequeño porcentaje lo ocupan otros sistemas operativos que ya se ha confirmado que no han llegado a triunfar por ninguno de los motivos. Algo que no es solo propio de España, sino que lo vemos también en muchos otros casos en los que el casi monopolio de Android es demasiado duro.

Sistema líder

Windows Phone, el sistema operativo de Microsoft, así como Windows a secas, tal y como ha sido adaptado en sus últimos terminales, se retuercen con solo un 0,2% de la cuota de mercado. El problema para Microsoft es que con estos datos puede dar por terminada su presencia en el mercado móvil, al menos en nuestro país. En el pasado año 2015 ostentaban un 2,5% del total, que tampoco era demasiado, pero por lo menos se encontraba más cerca de llegar a las estadísticas que consigue Apple de forma frecuente. De todas formas, se ha constatado que este porcentaje se alcanzó debido a las muchas promociones e iniciativas cruzadas que Microsoft llevó a cabo con sus móviles en operadoras y tiendas.

La empresa de Redmond se esforzó para que los smartphones Lumia se regalasen con promociones o que fuera posible conseguirlos de manera muy económica. Y eso ayudó a que se incrementara su cuota de mercado, pero fue de una manera ficticia y simbólica. Nada que, en realidad, se pueda mantener con el paso del tiempo sin seguir realizando ese tipo de promoción. Eso Microsoft ya ha sido capaz de verlo y después de todo el drama organizado alrededor del conflicto con Nokia suponemos que la situación irá a peor. No en vano la empresa ya parece que ha dejado de fabricar nuevos terminales y que está planteándose qué hacer exactamente con su división dedicada a los dispositivos móviles. La lástima es que Microsoft llegó a tener buenas ideas, pero nunca las plasmó de forma eficiente en terminales que gustaran a los usuarios.

Samsung sigue siendo la líder

Tan interesante como ver los cambios que se producen en el organigrama de los sistemas operativos de mayor popularidad en España es echar un vistazo a lo que está ocurriendo con las marcas. En el amplio espectro de fabricantes con Android los coreanos de Samsung siguen siendo quienes parten el bacalao. Ocupa un porcentaje de ventas del 26,8%, lo que les define como los más fuertes del momento. Esto no significa que la situación pueda llegar a detenerse y a que Samsung se encuentre pronto en serios problemas, dado que en comparación a los datos registrados en el pasado año 2015 la compañía coreana ha perdido un 5,8% de la cuota que tenía.

Samsung con Android

Esta bajada es muy dramática y alarmante, dado que supone que hay algo que la empresa está haciendo que no está ayudando a que sus terminales mantengan la popularidad y mucho menos a que crezcan en fama y ventas. Los ejecutivos de Samsung ya comienzan a buscar culpables y están desesperados por saber qué es aquello que puede conseguir que todo vuelva a la normalidad y que recuperen ese liderazgo que tuvieron en el pasado. Dicen, hay algunos rumores, que el plan consistirá en cambiar el sistema operativo Android por una plataforma de la cual ya hemos hablado antes, Tizen. Pero posiblemente tardará mucho tiempo en producirse este cambio y de momento Samsung tendrá que seguir trabajando con Android, lo que por otro lado nos parece la medida más lógica y la que más éxito les puede proporcionar, dado que el trabajo en Tizen suena a medida de riesgo.

Por detrás de Samsung llega dando gritos y pidiendo una dosis extra de atención la empresa Huawei. La compañía china ha sido una de las marcas que más han sorprendido en los últimos años, una entidad a la cual no se le puede perder la pista, porque apuntan muy alto. Diversos analistas confían en que el éxito de Huawei será tal que dentro de unos años todos nos estaremos preguntando porqué no utilizábamos antes sus móviles. El mercado se está volcando con ellos y con sus móviles, cuya calidad y potencia hay que reconocer que han superado cualquier nivel de estereotipo que relacionáramos en el pasado con los móviles chinos. La buena noticia para Huawei es que ellos crecen de forma considerable mientras Samsung pierde puntos. El crecimiento de Hauwei ha sido del 7,5% y esto les coloca con una cuota de mercado que alcanza un muy sólido 20,8%.

Estos resultados se deben al buen trabajo de la compañía, a la elección de componentes de calidad y al planteamiento de unos terminales que aunque tienen reminiscencias a otros muchos dispositivos, buscan su identidad por medio de un rendimiento propio. La previsión, como mencionábamos, es que Huawei siga creciendo. Aunque no debería despistarse demasiado, al menos en España, puesto que un fabricante nacional también pide a gritos que se le de la relevancia que merece. Hablamos de bq, marca que es una clara representación del afán de esfuerzo y superación que tienen los emprendedores y las startups nacidas de proyectos independientes. El largo camino recorrido por esta empresa de origen español formada por varios jóvenes emprendedores se consolida con un aumento de ventas que les ha llevado a ocupar una cuota de mercado del 16,2%.

Android KitKat

¿Y en otros países?

En general podemos apreciar que el dominio de Android es similar en todo el mundo. La gran cantidad de móviles que utilizan la plataforma de Google ayuda mucho a que este sistema operativo esté presente en todas partes y que así la cuota de mercado aumente. Si analizamos las cifras registradas en Europa en general, el dominio de Android se firma con un 76,5% del total, lo que se trata de un dato positivo, sobre todo sabiendo que ha supuesto un crecimiento del 6% respecto al ejercicio anterior. Tanto en Estados Unidos como en China el sistema de Google también ha aumentado su presencia, alcanzando respectivamente porcentajes del 68,5% y el 79,4% del total.

Al dominio de Android ha ayudado que Apple no haya causado el mismo interés con su último iPhone y que el modelo SE no haya sido un súper ventas entre los usuarios, que como mencionábamos antes, ya están esperando a la versión de próxima generación. Samsung, por su lado, ha conseguido reconquistar al público norteamericano con el Galaxy S7, aunque todavía se le está pidiendo más esfuerzo para demostrar que pueden alcanzar un nivel de rendimiento y sorpresa superior con sus dispositivos. Las demás marcas también ayudan a confirmar que Android en España es la principal tendencia y que su estado de salud se encuentra en uno de sus mejores momentos.

Compartir en Google Plus

Acerca de Alulus

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios