La demanda del Samsung Galaxy S7 crece debido a la catástrofe del Note 7

Samsung Galaxy S7 Edge crece en ventas

La demanda del Samsung Galaxy S7 crece debido a la catástrofe del Note 7 - Los analistas habían pronosticado que Samsung estaba lista para entrar en sus tiempos más oscuros después del incidente del Galaxy Note 7. Pero la realidad ha sido bien distinta: Porque en cuanto ha comenzado el proceso de cambio definitivo del móvil las tiendas han empezado a ver que los usuarios no querían un móvil de otra marca, sino el Samsung Galaxy S7. Esto rompe totalmente las previsiones de los especialistas, que no pensaban que algo tan extraño pudiera ocurrir.

¿De verdad el público quiere otro móvil de Samsung con todo lo que ha ocurrido? Eso es lo que nos cuentan las cifras oficiales que llegan desde el mercado. Según las estadísticas, un 90% de los usuarios que devuelven el Galaxy Note 7 están haciéndose con el Galaxy S7 edge en sustitución de su terminal original. El cambio es gratuito, así que se trata de una de las formas más fáciles de comenzar a tener un buen móvil en las manos que no explote y que tenga la misma calidad que el Note gracias a una buena serie de componentes y características. También está haciendo un buen efecto que cuando los usuarios devuelven su Galaxy Note con la intención de adquirir un Galaxy S7, reciben una tarjeta de descuento de casi 100 euros. Eso es algo que está captando el interés de una gran cantidad de usuarios, aunque todavía nos sorprende.

No es que un incidente como este tenga que enterrar a un fabricante que ha sido líder del mercado durante tantos años, pero imaginábamos que Samsung se tendría que ganar el respeto de los usuarios tras unos pocos meses trabajando en mejorar su imagen. Para ello la compañía está preparando un anuncio de televisión y otras iniciativas que tratarán de renovar su imagen pública para que los usuarios vuelvan a ver a Samsung con buenos ojos. No obstante, con una parte del público parece que todo esto no será necesario.

Optar por un Samsung Galaxy S7 edge en sustitución del Note 7 no es una mala idea, no lo vamos a negar. Es un buen terminal y ha demostrado su potencial. Pero nos cuesta creer que vayamos a perdonarle a Samsung lo que ha ocurrido sin más. Si al final la jugada les sale hasta bien por el incremento de ventas del edge, nos quedaríamos totalmente con la boca abierta. Ahora solo falta cruzar los dedos para que al edge no le termine ocurriendo lo mismo. Suponemos que es improbable.

Compartir en Google Plus

Acerca de Alulus

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios