Explosión del Note 7, otro móvil estalla, ahora en China

Galaxy Note 7 explosión móvil

Explosión del Note 7, otro móvil estalla, ahora en China - ¿Pero no habíamos terminado con todo el drama sobre la explosión del Note 7? Pues parece que no. Después de que la compañía cambiara las unidades defectuosas del dispositivo y de que todo, en principio, se hubiera solucionado, llega una nueva noticia que nos alerta de otro incidente similar. Y viene de China, donde teóricamente no se había producido ningún tipo de incidente hasta la fecha en relación al móvil de Samsung. Eso aviva el fuego y nos permite cierto margen para que los memes vuelvan a fluir entre los usuarios. Porque hay que reconocer que las redes sociales no son tan divertidas desde que no hablamos de las explosiones que producen los Note (un poco de humor negro siempre es bienvenido).

Explosión del Note 7, ahora en China

Recapitulemos como hacemos siempre, porque con tanta noticia e incidente al final es difícil situarse y saber lo que se le viene encima a Samsung. Recordemos que lo primero que ocurrió fue que a la gente le empezó a estallar el móvil en Occidente, como si fuera un imprevisto ocurrido solo con algunas unidades. El drama del Note 7 que explotaba se replicó en numerosos lugares del mundo y en España estuvimos “a salvo” porque el terminal aún no se había lanzado, solo lo tenían unos primeros afortunados que habían accedido a él antes de tiempo.

Lo que pasó fue que en China Samsung dijo que nadie se debía preocupar, puesto que el modelo chino del dispositivo contaba con otra batería y estaba no provocaba ningún tipo de problema. Es más, Samsung hizo las comprobaciones pertinentes para llegar a la conclusión de que indudablemente el modelo chino estaba en perfecto estado y no había que temer por la seguridad del terminal. Así que los chinos se quedaron tranquilos sabiendo que los administradores de la presencia de Samsung en este país habían hecho sus deberes. Luego se cambiaron las unidades defectuosas después de casi conseguir la totalidad de las devoluciones.

Samsung dio por cerrada una campaña en la que había sabido reaccionar con rapidez, algo que no siempre ocurre. Le dijo al mundo que ellos estaban ahí para velar por su seguridad y que si algo ocurría de esa índole ellos actuarían con rapidez y una eficiencia notable. Hasta el último momento no hubo nadie que les denunciase, pero tuvo que aparecer un norteamericano al que la explosión le dolió bastante. Con eso se empañó el resultado de la acción que había hecho Samsung para lograr cubrir el agujero provocado por el problema. Aún así, no se ha vuelto a hablar de ello, así que o las autoridades norteamericanas son lentas (posiblemente) o al individuo en cuestión le han contactado los abogados de Samsung con la intención de darle una compensación a puerta cerrada y que así la discusión no se eleve a los tribunales pertinentes.

Galaxy Note 7 smartphone

En cualquier caso, la historia terminó ahí y como dijimos, nosotros nos comprometimos a dejar de reírnos de Samsung, porque la broma ya había durado suficiente. Pero todo cambia cuando, de repente, los titulares de la prensa se llenan de nuevo de referencias a una explosión en un móvil de Samsung. ¿La historia se repite con otro terminal? En realidad no, el móvil que está explotando es de nuevo el Galaxy Note 7.

¿Pero no se ha resuelto el problema?

Eso es lo que pensábamos nosotros y todo el mundo. Pero en realidad la respuesta es… ambigua. El problema se ha resuelto en los móviles detectados y no hay ningún inconveniente con las unidades que han sido entregadas ahora a los usuarios. El obstáculo, por así decirlo, es que ahora los terminales que fallan son los de los chinos. Es decir, que si bien Samsung había llevado a cabo ciertas verificaciones, al final parece que el problema les ha terminado afectando de la misma manera, aunque un poco más tarde. Por lo tanto, es posible que Samsung tenga entre manos un problema más grande del que podría imaginar, sobre todo sabiendo cuánta cantidad de personas hay en China y que su volumen de ventas en este mercado debe haber sido bastante elevado.

Así ha sido la explosión

La noticia ha llegado a la prensa desde la ciudad de Guangzhou, donde un hombre llamado Hui Renjie ha manifestado su malestar ante un sobrecalentamiento y posterior explosión producida en su móvil. Hui, de 25 años, menciona que su móvil se incendió menos de un día después de haber recibido su teléfono. Lo compró en la tienda online JD.com y cuando lo recibió estaba muy ilusionado por estrenar un terminal de estas características. Pero unas horas después se comenzó a calentar y terminó explotando cuando lo tenía en la mano, lo que ha provocado que le queden unas muy feas quemaduras en los dedos. También se dañó en el proceso su ordenador MacBook, que parece que se encontraba también en el rango de explosión del móvil y fue dañado de forma significativa.

Como Samsung ya ha llegado a un punto en el que se miran con lupa sus decisiones, un portavoz de la compañía coreana ha tenido que hablar públicamente para explicar cuál será su postura respecto a lo ocurrido. Ha mencionado que están en proceso de contactar al usuario al que le ha explotado el móvil para dar inicio a una investigación que les permita saber con precisión qué es lo que ha pasado. Para ello un representante de la compañía ha reaccionado con rapidez y se ha ido de viaje a Guangzhou en la busca del usuario, para transmitirle su interés en resolver lo que había ocurrido.

Galaxy Note 7 explotado

No obstante, al conocer el interés de Samsung en visitarle y en realizar un seguimiento, lo que ha hecho Hui ha sido negarse al encuentro debido a que cree que si les deja meter las manos en el móvil lo que harán será “tapar la razón real del fuego”. Algo que no está lejos de la realidad en cierta manera, pero que siendo objetivos ya sabemos que ha ocurrido en multitud de ocasiones y que posiblemente seguirá pasando así. En su lugar, lo que quiere hacer Hui es ponerse en contacto con la prensa para que documenten todo el incidente y que la situación se eleve un poco más allá a modo de alerta para otras posibles víctimas.

No es un caso aislado

Como siempre suele ocurrir, en las últimas horas se ha comprobado que el caso de Hui no es un incidente aislado. Samsung ha tenido dos avisos más de explosiones con el móvil, aunque en esos casos la compañía ha reconocido que el problema no ha estado en la batería, sino en que estos móviles se han calentado demasiado. Es posible que la empresa esté tapando el problema tal y como decía Hui, o que se trate de información real. También dicen desde Samsung que alguno de estos móviles que han explotado no eran del modelo nuevo, sino del antiguo, en el cual había una célula defectuosa. Suene más o menos convincente, la realidad es que China ya se está metiendo de lleno con el tema de las explosiones de Samsung y no va a ser algo que le ayude a la empresa a mantener su sólido volumen de ventas en esta nación.

Teorías variadas

Pero no culpemos a Samsung tan rápidamente. Los últimos casos quizá se han producido por otros factores, como un sobrecalentamiento excesivo. Y es posible que lo que le ha ocurrido al señor Hui haya tenido otro responsable. Algunos especialistas opinan que quizá el móvil se sobrecalentase por estar demasiado cerca del MacBook que ha mencionado que ha terminado dañándose. ¿O tendrá una temperatura corporal demasiado alta que haya podido influir en la explosión? Hay muchas teorías y se intenta que Samsung encuentre la manera de esquivar el peligro con algún tipo de teoría descabellada que pueda ser comprobada. Quizá el señor Hui solo es un espía de Apple que está intentando hacer daño a la empresa coreana para mantener a raya sus ventas en China.

Galaxy Note 7 oficial foto

En el mercado de los smartphones todo vale y más si es hacer leña del árbol caído, algo que se les da perfectamente a todos los fabricantes (a Samsung también, no penséis que son ángeles). Por eso lo prudente será esperar a los próximos días y ver si las explosiones del Note 7 se convierten en epidemia o si el mercado smartphone está a salvo también en China tal y como lo está en el resto del mundo. A los usuarios ahora mismo les apetece dejar de tener miedo por si el móvil les explotará en el bolsillo y por eso seguro que Samsung está planteando una renovación agresiva de su gama Galaxy para el próximo año.

Lo primero que deberían hacer sería reconocer la autocrítica y, entre las especificaciones del próximo Galaxy Note 8, decir “protegido contra explosiones” o algo similar. Dudamos mucho que lo hagan, porque es un movimiento arriesgado a la vista del tono serio que adopta el mercado móvil, pero si este tipo de incidente se repitiese suponemos que ya tendrían que hacer algo.

Por ahora es de esperar que el incidente de China sea aislado, que el señor Hui solo esté exagerando para recibir un poco de atención mediática y que las apariciones de este llamativo Galaxy, que es muy potente e interesante, estén representadas por su potencia y características en vez de por sus explosiones. Al fin y al cabo, ya le han tirado suficiente barro encima a Samsung como para que tenga soportar seguir siendo el objeto de burla de rivales, periodistas y usuarios por igual. Recordemos lo bueno de los Note y olvidémonos de que algún día tuvieron momentos delicados en los que explotaron. La explosión del Note 7 es un tema que tiene que terminar ya.

Compartir en Google Plus

Acerca de Alulus

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios