Galaxy Note 7, todo lo que necesitas saber del lanzamiento

Galaxy Note 7 terminal

Galaxy Note 7, todo lo que necesitas saber del lanzamiento - Está hecho: el Galaxy Note 7 de Samsung ha sido presentado y el evento se ha materializado en todo un festival tal y como era de imaginar. El móvil no es que sea una revolución, porque aunque alucinemos con Samsung y seamos unos apasionados de la marca coreana no podemos decirlo creyéndonoslo, pero hay que reconocer que tiene un encanto especial. Para que nos entendamos, sigue la línea que hemos visto en el Galaxy S7 y en el Galaxy S7 edge, pero adaptando esta tecnología a lo que podemos esperar de un Note. Por otro lado, en esta ocasión Samsung se ha querido dejar de líos (se oyen aplausos) y ha reducido el lanzamiento del terminal para que solo esté disponible en una versión, lo cual simplifica mucho las cosas.

Especificaciones de grandeza

Que nadie se queje al ver que el nuevo Galaxy Note es “demasiado” parecido al Galaxy S7 edge. ¿Algún problema en parecerse a uno de los mejores? No debería serlo. La cuestión es que Samsung ha hecho un buen trabajo. Ha llevado la esencia y la filosofía del modelo edge al formato del Note y lo ha hecho sin que nada acabe empobrecido. A nosotros nos parece una idea fantástica a la vista de que las especificaciones del edge ya nos dejaron satisfechos en su momento. Sabiendo que este móvil se trataba de otro 7 y no de un 8, imaginábamos que algo así ocurriría. Esperar otra cosa era soñar con cuentos de hadas.

¿Qué significa esto? Las dimensiones se ven representadas por 153,5 x 73,9 x 7,9 milímetros y el peso es de 169 gramos. Como pantalla hay una Super AMOLED de un tamaño de 5,7 pulgadas. Su capacidad es de 2560 x 1440 píxeles en resolución y tenemos el tipo de pantalla Dual edge. Además y luego hablaremos de ello, el gorila ha vuelto y está más lleno de plátanos que nunca en su quinta versión. La plataforma es Android en su versión del algodón de azúcar (la 6.0 para los despistados).

El procesador cambia dependiendo de si lo vamos a catar en nuestro país y el resto del mundo, o si lo compramos en Estados Unidos. Dejemos en que nosotros tendremos el modelo Exynos de ocho núcleos. La única diferencia con los norteamericanos es que allí les pega más el Snapdragon. Lo demás es idéntico. Y eso nos lleva a tener 64GB de almacenamiento interno con expansión microSD a 256GB, RAM de 4GB y una potente cámara. Gracias a Samsung por darse cuenta, de nuevo, de la importancia de las cámaras (aunque se pueden mejorar si nos ponemos tiquismiquis). La trasera es f/1.7 de 12 megapíxeles OIS y la frontal f/1.7 de 5 megapíxeles.

Nada negativo que destacar en conectividad: Wi-Fi 802.11 a/c, Bluetooth 4.2 LE, NFC y USB 2.0. Para la carga tenemos todo lo más actual: USB-C, carga rápida y carga inalámbrica Qi. Como una de las preocupaciones actuales es que podamos cargar las baterías de nuestros dispositivos lo más rápidamente posible, Samsung ha querido reforzar esto en el modelo incluido de 3500 mAh. Además, tenemos le imprescindible S Pen con una sensibilidad de 4096 puntos de presión.

Galaxy Note 7 resistencia

Así es la certificación del móvil

Si muchas de las especificaciones (“muchas”, ya nos entendéis) se repiten respecto a lo visto en los anteriores 7 de Samsung, es lógico que sus características principales también se han reutilizado. Y eso es… ¡fantástico! Lo primero porque tenemos la certificación IP68. Aún recordamos cómo en el pasado tenías que comprar un móvil que tuviera este tipo de certificación aposta. Eran terminales horribles, ladrillos pintados de negro a los que les habían puesto botoncitos para que fueran funcionales. Luego vino Sony con los Xperia y lo revolucionó, pero parecía todo muy exclusivo. Ahora algunos móviles llevan certificación “no oficial” de la cual no se habla, aunque se sabe (aunque es la competencia de Android, seguro que lo habéis oído sobre algunos iPhone). Tener certificación IP68 ya no es una característica que pueda ser opcional, sino que prácticamente lo exigimos.

¿Por qué? Porque queremos, cuando nos ofrezcan hacerle un seguro al móvil “por si se moja”, decirles “mi Galaxy tiene certificación IP68 y da igual si se moja”. Con unos límites, claro está. Cada uno de los números: 6 y 8 representa a uno de los dos niveles de resistencia del móvil (por si siempre os lo habíais preguntado). El seis hace referencia a la resistencia al polvo y el 8 a la resistencia al agua. Este último nivel implica que podemos meter el móvil durante 30 minutos sumergido en agua. No lo tiremos a una piscina súper profunda, porque cascará. Tiene una profundidad máxima que también puede aguantar. No pasaríamos del metro, por si las moscas. Por otro lado, también es recomendable que no exprimáis demasiado estos niveles de resistencia, porque no querréis someter al móvil a extremos de estrés en los que puede acabar teniendo algún que otro error. Es mejor tratarlo con mucho mimo y aprovechar su certificación, pero con moderación.

Decíamos que además del agua el móvil resiste el contacto con el polvo. Lo hace a un nivel 6, que no es tampoco como el 8 del agua, pero no está nada mal. Pero hablando en plata, ¿para qué sirve que tengamos certificación contra el polvo? ¿De verdad metemos el móvil en sitios donde hay tanto polvo? No hay que definir el polvo como “polvo”, sino entenderlo como pequeñas partículas que pueden resultar nocivas para el dispositivo. Un buen ejemplo son los granitos de arena de la playa. Eso es algo a lo que el móvil puede resistir gracias a que ha sido probado con la certificación de la cual os estamos hablando. Y seguro que no es un factor que aprovechemos todos los días, pero llegará el día en el cual daremos las gracias por disponer de certificación IP68.

El gorila vuelve reforzado

Ya sabéis lo que cantaba Melody… “como los gorilas…”. Pues así es como se presenta la pantalla del Galaxy Note 7, con un gorilón. Si pensabais que Donkey Kong era fuerte, esperad a ver en acción al nuevo Gorilla Glass de Corning. Este es el primer móvil que incluye la quinta versión de la tecnología. Describir las ventajas de esta nueva versión de Gorilla Glass es difícil. Nos gustaría poneros imágenes de dos gorilas, una de uno que esté menos fuerte que el otro para que sea más fácil explicarlo. La cuestión es que la mejora se puede resumir en: resiste más. Los desarrolladores se han concentrado en aumentar el nivel de resistencia del cristal en cuanto a las caídas. Así que si se te cae el dispositivo cara al suelo desde una gran altura ahora tendrá más posibilidades de resistir el contacto que con la versión anterior. Eso es bueno, qué duda cabe.

Esta mejora se introduce sin que sea necesario reducir los recursos previos de la tecnología. Sigue siendo tan eficiente, tan resistente y tan… de todo. La compañía nos mete un poco de “hype” indicándonos que el dispositivo se puede caer a alturas de cinco pies de alto sin que importe que la superficie “de aterrizaje” sea dura como el cemento. Pero lo mismo que con la certificación, os decimos que no os paséis y que no tiréis del hilo en exceso. Dejad que el móvil sea feliz y que, si tiene que actuar el gorila, lo haga porque no hay otro remedio.

Nuestra recomendación es que el móvil no se os caiga. Pero entre la certificación, la mejora del gorila, que el diseño también está creado para soportar y resistir, nos queda un dispositivo que difícilmente se nos va a romper. Samsung ha hecho un buen trabajo en este sentido, dado que la compañía ha oído las peticiones y ha implementado todo lo que necesita este Galaxy para cumplir sobradamente.

Iris ya no es solo un nombre bonito

“Y hoy conocemos a Samsung, la compañía que quiere destrozar las ambiciones de Apple”. Hoy más que nunca esta afirmación tiene validez, aunque seguro que la hemos usado en otros eventos años atrás. Y lo decimos porque parece que Samsung se haya planteado fastidiarle la fiesta a la empresa del iPhone en cuanto a algunas de las principales novedades que incluirá su próximo smartphone. Una de ellas es la próxima versión de Gorilla Glass, de lo cual ya os hemos hablado. ¿Alguien pensaba que Apple sería la primera en utilizar esta tecnología? No en esta vida. Otra de esas novedades que les han estropeado es el uso de la tecnología de escáner de iris (que como nombre nos parece muy bonito, por cierto).

Galaxy Note 7 y su escáner

Pero expliquemos de qué va eso del escáner de iris. Primero llegó el escáner de huellas, del cual no hay que dar explicaciones y ahora llega el de iris. Lo que hacemos es ponernos delante del móvil y dejar que él mismo analice nuestro ojo para identificarnos. Así de futurista es el Galaxy Note 7. Para conseguir esto no penséis que Samsung le ha metido una app a su cámara sin más. Ha tenido que introducir otra cámara, una especializada en esta función que no está vinculada a los demás sensores, sino que actúa de manera independiente. Además, tenemos una luz de infrarrojos que se ocupa de producir la detección en combinación con la cámara. Lo que hace el sistema es detectar nuestro iris y analizar el patrón que lo representa, no sirviendo la luz que incorpora el móvil para otra cosa. Es un diseño inteligente que tiene una funcionalidad muy bien optimizada y que posiblemente marcará tendencias.

¿Para qué nos sirve el escáner de iris? La función principal es el desbloqueo del móvil. Pero hay más. Podemos usarlo para interactuar con algunas aplicaciones producidas por la propia Samsung. También tenemos acceso a una carpeta segura de la plataforma Knox que se supone será el lugar más privado de nuestro dispositivo, dado que solo accederemos a él con una mirada. Por desgracia, hoy por hoy el escáner de iris solo es compatible en el entorno de Samsung y no sabemos si esto llegará a cambiar, posiblemente no lo haga.

Lanzamiento

El Samsung Galaxy Note 7 se podrá reservar en España desde el día 16 de agosto con un lanzamiento que está fijado en el día 2 del próximo mes de septiembre. La mala noticia: el color dorado no está previsto que se lance. Sí llegará en plata, azul y negro. Como ya se ha convertido en tradición, los usuarios que participen en el proceso de precompra se llevarán una unidad de Gear VR, el sistema de realidad virtual de la compañía. Nos falta conocer el precio definitivo al que se lanzará, pero no esperéis menos de 800 euros.

Compartir en Google Plus

Acerca de Alulus

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios