Gama media en Android, novedades inminentes

Que nadie se sorprenda cuando afirmamos que la gama media se ha transformado en uno de los elementos más chispeantes del mercado smartphone. Más allá de los pesos pesados del sector, representados por móviles como los últimos Galaxy de Samsung, o los terminales low cost que llegan siempre para rellenar hueco y dar soporte a personas que buscan hacer llamadas y poco más, la gama media representa un modo de vida. Es donde más se innova, donde más se arriesga y el tipo de móvil en el cual suele ser más habitual llevarse sorpresas. Principalmente porque hay muchos fabricantes que intentan rizar el rizo para que sus terminales de esta gama se puedan considerar “casi” como de gama alta, lo que hay veces que nos coloca en graves dificultades para catalogarlos. Este tipo de gama, gracias a la gran variedad de móviles que vemos frecuentemente, siempre tiene algo con lo cual sorprendernos. ¿Pero con qué nos sorprenderá en el futuro? ¿qué es lo que tiene la gama mediana preparada para nosotros?

Gama media, un móvil muy solicitado

Dicen algunos sibaritas que la gama media es “un quiero y no puedo”. Nosotros no lo vemos necesariamente así. Los móviles que se clasifican dentro de esta gama tienen unos precios que no superan los 400 euros (10 o 20 euros arriba, como mucho), pero que no cuestan precisamente 100 euros como los gama baja. Son dispositivos que, valga la redundancia, están en el medio entre las tres gamas disponibles en el sector. Son capaces de ofrecer un gran rendimiento, disponen de piezas de calidad y sorprenden, pero no por ello requieren que nos gastemos entre 700 y 800 euros para tenerlos en las manos. Por este motivo están convirtiéndose cada vez más en la tónica principal del mercado y en la forma de tener un buen smartphone nuevo sin necesidad de recurrir a uno que te deje varios meses sin poder darte otros caprichos.

Hay pocas cosas que los móviles de este tipo no proporcionen. Cuando hablamos de los modelos presentados por Samsung, HTC, LG, Sony o Motorola, estamos refiriéndonos a dispositivos que casi casi podrían haber dado el salto a la gama alta si no hubiera sido por algunos de sus componentes (y quizá por el diseño y el material, pero ese es otro tema). Hay muchos casos en los que si somos sinceros, nos dará igual si tenemos un procesador con menos núcleos que los de la gama alta o si en vez de 4GB de RAM nos conformamos con dos. ¿Qué tipo de usuario de smartphone somos? ¿realmente necesitamos esos gigas de memoria añadidos para que nos funcionen las aplicaciones que usamos de forma habitual? ¿o lo que pretendemos hacer es invertir el 80% del tiempo que usamos el móvil en Farmville y el resto en WhatsApp? A veces hemos visto señores de una edad avanzada (o señoras, igualdad en todos los aspectos) comprando un iPhone de la más alta capacidad de memoria de almacenamiento para, en palabras textuales, “no tener problema en guardar las fotos de WhatsApp”. ¿En serio creen que van a tener problemas? ¿de verdad piensan que es necesario gastarse más de 800 euros en un móvil que no aprovecharán?

Gama media de Huawei

La fortuna es que en el entorno de Android tienen elección y que la gama media, por suerte, cada vez está siendo mejor valorada por la industria. Si antiguamente el pensamiento en la compra de un móvil era blanco o negro: “compra uno barato que no te cueste nada o uno muy bueno que te cueste un riñón”, ahora vemos que se extiende el pensamiento de “compra ese mediano que funciona muy bien y el precio está muy ajustado”. Las marcas ya saben que el mercado ha aceptado la gama media y por eso están introduciendo cada vez más modelos, lo que a nosotros nos parece estupendo. En algunos casos son versiones optimizadas de dispositivos ya conocidos, mientras que otras se trata de nuevos terminales creados de propio. Este último ejemplo suele dar mejores resultados, pero que no se diga que nos oponemos a algunos de los experimentos de la gama que hace Samsung de tanto en tanto.

Más seguridad con la huella

Dicho esto, este es un momento idóneo para ver qué es lo que esta gama nos tiene reservados para el futuro. Porque con el aumento del apoyo a la media que están haciendo las marcas lo que apreciamos es que cada vez hay más ambición en cuanto a introducir nuevos rasgos y características. Uno de los aspectos a potenciar es el incremento de la seguridad (ya sabéis lo manido que está esto en Android… hemos hablado de ello antes), en este caso por medio de la introducción de sensores de huella dactilar. Si vuestros amigos con terminales de gama alta os han “chuleado” por enseñaros cómo ellos usan el móvil con la huella, no os preocupéis porque la gama media adoptará esta característica como una de las medidas estandarizadas a partir de los próximos meses (para 2017 habrá pocos terminales que no lo tengan, palabra).

El objetivo de esto es aumentar el nivel de seguridad y de control del usuario sobre su dispositivo. Esos días en los que alguien se memorizaba tu patrón de desbloqueo del móvil han pasado a mejor vida. Si tu novia celosa quiere ver si has escrito por WhatsApp a su mejor amiga tendrá que cortarte el dedo para poder desbloquear el móvil, o hacer una copia de tu huella, pero eso está bastante lejos de lo posible (y que conste que desaconsejamos el corte de dedos, por supuesto). Por ahora la seguridad por huella ya se ha confirmado como una excelente iniciativa en el sector móvil y se ha conseguido reducir el coste de este sistema para que más y más móviles lo puedan tener a su disposición. Así que sí, no lo dudéis, la seguridad por huella va a ser próximamente un estándar del que todos podremos disfrutar. ¿Y sabéis lo cómodo que es desbloquear el móvil con un toque de huella? Es una de las mejores cosas que se han introducido en los últimos años y, si lo pensamos, es algo excesivamente simple.

Alcatel con Android

Baterías más rápidamente cargadas

Si sois jugadores de Pokémon Go seguro que ahora mismo tenéis en vuestra cabeza un único pensamiento: buscar sitios en la calle donde podáis cargar el móvil cuando se le acaba la batería. Hay lugares, pero nos los guardamos y no os los decimos para que no nos los quitéis, porque somos así de malos… La solución real para los problemas de batería, que siempre han sido fundamentales en el sector móvil, es la mejora en los procesos de carga. Como es difícil que se implementen baterías de mayor capacidad y menor tamaño en la gama media, al menos de momento, a lo que nos tenemos que aferrar es a los sistemas de carga rápida. Con QuickCharge podemos recargar nuestro dispositivo “a todo trapo” y seguir a lo nuestro con rapidez. El USB Type-C también está ayudando, pero hay fabricantes que todavía no consiguen encontrar el punto a dar una solución a este problema en sus móviles.

Dado que a día de hoy ver cómo el porcentaje de batería se va reduciendo poco a poco es uno de nuestros principales temores (decidnos que no habéis soñado con ello en los últimos días), los fabricantes tendrán que seguir investigando para mejorar este aspecto. La buena noticia es que ellos están al tanto de la importancia que todos los usuarios le damos a la batería, así que tendrán que mover pieza antes o después.

Cámaras de una mayor eficiencia

Hay algunos terminales que encajan en la gama de la cual estamos hablando que han sorprendido por ofrecer cámaras mejores a las que proporcionan dispositivos de gama alta. ¿Entonces dónde está el secreto? Decían algunas empresas, en el pasado, que el problema era el presupuesto, porque necesitaban invertir más en componentes de alto rendimiento que solo eran posibles en los dispositivos de mayor precio. Pero luego han venido algunas compañías y han demostrado que la diferencia entre tener presupuesto o no, no es realmente tan elevada. Es el caso de marcas que en 2016 han comenzado a lanzar móviles de precio medio que han contado con las cámaras que tenían los dispositivos de coste alto lanzados menos de doce meses antes.

Gama media en Android

Parece que solo haya que darle unas vueltas al tema de los componentes, optimizar rendimiento y comenzar a pensar que para crear una buena cámara de smartphone lo único importante no son solo los megapíxeles. Hay tantas otras cosas y factores que influyen que resulta doloroso ver que algunas empresas especializadas en los smartphones de potencia media se limitan a intentar introducir más megapíxeles de una manera desesperada. No será la primera vez que vemos cámaras de grandes cantidades de megapíxeles que al final acaban rindiendo peor que aquellas que tienen aparentemente una menor potencia.

Preparación para la realidad virtual

En el pasado quedó el experimento Google Cardboard, una curiosidad como cualquier otra que algún día compartiremos con nuestros hijos (si no la hemos tirado antes al contenedor de reciclaje…). Ahora la tendencia es Google Daydream, la nueva tecnología de realidad virtual con la cual la compañía de Android nos quiere hacer soñar. Por ahora los requisitos de compatibilidad parece que van a ser altos, ¿pero pensáis que algún fabricante va a dejar pasar la oportunidad de introducir este tipo de experiencia en un tipo de móvil más ajustado en términos de precio? Le daremos unos meses (como mucho un añito) y comenzaremos a ver cómo el soporte Daydream entra con fuerza también en la gama media. Porque al fin y al cabo es lo que todo el mundo quiere tener ahora en sus dispositivos y lo que creará más tendencias en los próximos años.

Compartir en Google Plus

Acerca de Alulus

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios