Mario en Android, no será exclusivo de Apple

Super Mario Run logo

Mario en Android, no será exclusivo de Apple - Cuando hace unos días vimos cómo Shigeru Miyamoto (creador de Super Mario y de tantos otros personajes icónicos de Nintendo) en su máximo esplendor aparecía sobre el escenario del evento organizado por Apple nos llevamos las manos a la cabeza. Pensamos “ya está, ya nos han fastidiado”, porque es el tipo de cosas que le gusta hacer a la empresa de la manzana. Sacan el talonario, se lo ponen a los más grandes del mercado sobre las manos y les dicen “escribid una cifra, la que queráis…”. Así se aseguran tener conferencias que den la vuelta al mundo y que acaben ayudando a que se vendan más unidades del nuevo iPhone en su lanzamiento. ¿Pero sabéis qué? Que en nuestro sector no nos chupamos el dedo y sabemos que ver a Mario en Android es cuestión de tiempo. Así lo han confirmado declaraciones recientes de Nintendo a la prensa especializada.

Mario en Android, cuestión de tiempo

En declaraciones a Kotaku Nintendo ha reconocido lo siguiente: “Tenemos previsto lanzar el juego en dispositivos Android en algún momento en el futuro”. En el sector del videojuego se conocen bien las exclusividades temporales, a las que normalmente no se pone fecha de caducidad de forma “pública”. Son casos en los que el propietario del hardware (Sony, Microsoft, Nintendo) pacta con una editora/desarrolladora que su juego esté disponible de forma exclusiva durante cierto periodo de tiempo. Esto impulsa las ventas del hardware en cuestión y ayuda a darle más popularidad, aunque los usuarios de otros sistemas saben que antes o después tendrán también acceso al juego en cuestión. Es algo a lo cual ya nos hemos acostumbrado.

¿Y cuándo es “en el futuro?” Esa es la pregunta en cuestión. Los usuarios de terminales iOS tendrán acceso al juego de Mario en la próxima Navidad, en diciembre de 2016. Esto implica que en Android deberíamos tener acceso al runner del fontanero en el año 2017, sin precisar más fecha. Suponemos que una vez el juego esté disponible en iOS la adaptación a Android será cuestión de unas pocas semanas. Por otro lado, lo más probable es que el desarrollo se esté realizando en paralelo por mucho que Nintendo se mantenga callada al respecto. La exclusividad debería ser de al menos seis meses y no habría que descartar que pase a ser de un año. También influirá cómo esté la situación para el juego, porque si ha sido un fracaso en el iPhone lo más probable es que Nintendo lo quiera sacar cuanto antes en Android para intentar aprovechar el trabajo realizado.

¿Pero qué es esto?

Mario en Android

La otra gran pregunta que se pueden hacer los usuarios es esta misma. ¿Qué hace Nintendo creando un juego de Mario basado en el género de los runner? Suena a broma. Porque nos encantan los runner, pero cuando la empresa dijo hace tiempo que crearía juegos para móviles de sus personajes… nos imaginamos algo más consistente. De momento lo que nos han ofrecido es bastante poco atractivo por decirlo de una manera “fina”. Un runner no es más de lo que llevan haciendo otras empresas con sus personajes desde hace tiempo, como Sony con Sackboy de LittleBigPlanet o Sega con Sonic. Dado que se le dio tanto bombo y platillo a la creación de juegos de Nintendo para móviles esperábamos que fueran algo más consistentes.

Hablando en plata, Super Mario Run no es un juego que vaya a convertirse en el título que cambie la historia de los títulos para móviles. No es Pokémon Go, ni Angry Birds ni nada por el estilo. Es un runner más, que puede ser muy divertido y tener muchas novedades, pero que no se va a quitar con facilidad el estandarte de ser un runner. Dice Nintendo que será un juego que podremos jugar con una sola mano, algo que ponemos en duda de si ha ocurrido con anterioridad en el universo de Mario.

La jugabilidad de siempre y algo más

Como en todos los runner (o casi todos), nos movemos hacia adelante esquivando obstáculos, saltando y golpeando cuando la situación lo requiera. La dificultad estará en dominar los pasos de Mario para que no se de un golpetazo que acabe con su vida y que podamos llegar a nuestro objetivo definitivo de forma segura. No sabemos si el objetivo en cuestión será rescatar a la princesa Peach o si Nintendo se habrá inventado alguna historia compleja para explicar porqué Mario va corriendo sin parar a todas partes. En su camino se encontrará con todos los elementos habituales del mundo del fontanero y cuestión nuestra será esquivarlos, saltar entre ellos y hacer todo lo posible para no caer víctimas de ellos a las primeras de cambio. No será fácil, puesto que al fin y al cabo nos encontramos ante un runner, y el principal cometido de los desarrolladores es que nos maten a menudo para tener que volver a empezar.

Por suerte habrá tres modos de juego distintos, para que no nos cansemos a los cinco minutos de partida. En el primer modo nos pondremos al control de Mario en su largo camino hacia la meta mientras esquiva los obstáculos. Es lo que podemos denominar el modo principal. Nos queda la duda de si habrá niveles de inicio y final o si la jugabilidad será plana para que la repitamos una y otra vez. En el runner de Tomb Raider se probó una fórmula un poco distinta y dejó buenas impresiones, así que quizá los tiros van por ahí. O es posible que se adopte una filosofía diferente a la vista de la importancia de trasladar a Mario a los móviles.

El segundo de los modos es una competición con otros jugadores. Tendremos ante nosotros el papel que habrán hecho nuestros amigos y podremos correr contra ellos por el mismo nivel. La idea será que pongamos a prueba nuestras habilidades y que veamos si podemos superar lo que han hecho ellos anteriormente. Es una buena forma de picarnos e intentar ser mejores cada vez, ¿pero es suficiente motivo para que se despierte el tigre que hay en nosotros y que nos mantenga enganchados?

Por último tenemos un tercer modo en el cual la jugabilidad cambia de forma radical para adoptar una mecánica más parecida a la de un juego tipo Animal Crossing. Que nadie se extrañe, porque uno de los próximos juegos de Nintendo para móviles será una adaptación de la saga de los animales, así que seguramente la compañía esté haciendo pruebas y poniendo en práctica conceptos varios. Lo que haremos en esta modalidad será cambiar las carreras por la gestión y personalización para que podamos crear nuestro propio Reino Champiñón, el lugar donde viven Mario y sus amigos en armonía (hasta que Bowser aparece y la lía). El método de introducirnos en este modo será con las monedas que hayamos obtenido en los dos modos anteriores, así que sí habrá cierto incentivo para mantenernos pegados al móvil.

¿Pero cuesta dinero?

Expliquemos esto porque no ha sido algo que haya despertado la simpatía de los usuarios. Nintendo ha dicho que nos lo podremos descargar gratis. Hasta ahí todo bien. Pero también ha afirmado que habrá que pagar para acceder al contenido completo. De todas formas, un aplauso por Miyamoto y su equipo, porque no ha quedado nada claro lo que tiene en mente hacer Nintendo. Nos da la sensación de que gratis descargaremos una parte del juego y que si queremos acceder al resto tendremos que hacer el pago correspondiente. Es decir, que no será un juego gratuito, sino una versión demo o trial, por decirlo de otra manera. Otra posibilidad es que sí esté disponible gratis en su totalidad, pero que el juego disponga de paquetes de elementos de pago. O dicho de otra forma, que podamos pagar 5 euros por un paquete de inicio en el cual se incluyan power-ups, objetos de personalización, mejoras de personaje, añadidos para el modo de personalización y otras cosas. Vamos, que esos 5 euros seguro que los gastamos, pero al menos no tenemos la impresión de que nos están presionando para que lo hagamos.

juego de Mario

Nintendo podría tener problemas

Más allá de la polémica de la exclusividad de Apple, de cómo al final terminaremos teniendo a Mario en el sistema de Google y de lo que el juego aparenta, que no parece demasiado interesante, Super Mario Run nos produce unas vibraciones un poco negativas. No parece el tipo de proyecto que representaría a Nintendo, la más antigua de las compañías de videojuegos del mundo. Da la sensación de que no está a su altura, ya sea por los micropagos, por la elección del género running o porque tiene un aspecto que, en general, da un poco de lástima.

Hay quien dice que este tipo de juegos pronostican el final de Nintendo como líder de mercado. Nosotros creemos que Nintendo lo tiene todo calculado y que sabe que está desarrollando un juego patatero a sabiendas de que esto producirá sentimientos de interés entre los usuarios y que al final acabarán comprando sus consolas. Todo forma parte de una estrategia silenciosa en la cual los poseedores de móviles les importan bien poco. En 2017 llega la nueva consola NX de Nintendo y no será raro que todo el buzz que produzca Super Mario Run acabe beneficiando a esta consola, donde sí veremos un auténtico juego de Mario. Quienes defiendan a capa y espada la salida de Mario en Android deberían plantearse que quizá se han visto envueltos en una campaña más profunda de marketing de la que podamos imaginar. ¿A nadie le extraña todo esto y que Nintendo haya decidido en los últimos años trabajar en dispositivos móviles? Por ahora a nosotros no nos la dan con queso.

Compartir en Google Plus

Acerca de Alulus

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios