Samsung Gear Fit, análisis de uso

IMG-20140611-WA0003

La pulsera Samsung Gear Fit  es uno de los nuevos weareables que tan de moda están últimamente. Ciertamente presenta muchos más extras que las pulseras de fitness de nivel medio, entre ellas la capacidad de medir la frecuencia cardíaca. Además cuenta con la peculiaridad de una pantalla AMOLED curvada que le da un aspecto fantástico y resulta ciertamente muy práctica.

La Gear Fit es una pulsera de fitness principalmente pero también hace funciones de reloj inteligente. Hace un montón de cosas , pero no es particularmente destacable en ninguna de ellas.

Con la última actualización del firmware , la posibilidad de hacer seguimiento del sueño, el modo de orientación vertical, y las posibilidades de reloj personalizado, la Fit es un poco mejor que sólo un reloj. Pero aún así no es un smartwatch fantástico. La pantalla alargada , sin importar lo que la orientación que se encuentra, no es tan útil como una pantalla rectangular estándar.

Consideramos a la Fit Gear un smartwatch minimalista que además le permite hacer seguimiento de sus pasos y su ritmo cardíaco, o lo que es lo mismo una pulsera de fitness con extras.

La pantalla curva de la Fit se apoya sobre su muñeca a la perfección, algo necesario para que el el monitor del ritmo cardíaco pueda trabajar. La correa es de goma y el cierre algo sencillo ya que sólo se compone de agujeros y un par de protuberancias que se enganchan por click. No parece muy seguro a primera vista aunque he de reconocer que no se me ha caído o salido ni una vez.

La Gear Fit cuenta con la certificación IP67 contra el polvo y resistente al agua, pero no está diseñado para la natación. Sin embargo no hay problema en lavarse las manos, fregar, e incluso ducharse. Algo muy útil ya que al ser un reloj, nos despereocupamos de

La Gear Fit como pulsera de fitness

IMG-20140611-WA0008

Todas las pulseras de actividad funciona bien como cuenta-pasos pero carecen de un nivel de estímulo ” del siguiente paso “. La Gear también cuenta sus pasos , pero además tiene un monitor de ritmo cardíaco. Con sólo pulsar un botón aparecerá en la pantalla su ritmo cardíaco, pero se tarda unos segundos en completarse y hay que permanecer relativamente quieto para obtener la lectura. Sin embargo cuando  estamos en modo ejercicio, los datos de frecuencia cardíaca se comprueba de forma continua.

La Fit tiene cuatro modos diferentes : caminar, correr, ciclismo y senderismo. Todos ellos permiten que usted fije metas de tiempo, distancia , calorías estimadas quemadas , y se puede mostrar su ritmo cardíaco justo al lado de la lectura del contador de tiempo. Correr también tiene un modo de entrenamiento con sugerencias sobre el ritmo cardíaco , por lo que le dice si ha de acelerar o reducir la velocidad.

Como un podómetro no funciona mal. Una pequeña insignia muestra su progreso hacia los 10.000 pasos (o cualquier meta que se introduzca a través de la aplicación Gear Fit  Manager)  y se vuelve de dorado cuando lo logra . Pero usted siempre se tiene que acordar de activar el podómetro. Otras pulseras de fitness siempre están activadas siguiendo de forma automática los pasos a lo largo del día.

En general podemos decir que es un gadget muy bonito de diseño y útil para hacer deporte pero tiene sus peros. Para empezar, la pantalla no permite leer el texto con facilidad sobre la muñeca y casi siempre se recurre al móvil para enterarse bien. Es decir, sería mas un siempre avisador. Otra pega es que sólo funciona con ciertos teléfonos de Samsung . No se pueden cargar aplicaciones y lo más importante, el precio es bastante alto.

La Gear Fit se puede adquirir online en Mobilefun donde además hay un montón de accesorios y fundas interesantes para todo tipo de smartphones y tabletas.

Compartir en Google Plus

Acerca de Vanesa

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios

1 comentario