Sony Xperia XA Ultra, la gran promesa del gigante nipón

Sony Xperia XA Ultra

Sony Xperia XA Ultra, la gran promesa del gigante nipón - Hay muchos fabricantes que han marcado diferencias en el mercado Android con el paso de los años. Samsung es una de las marcas más significativas tal y como hemos mencionado en otras ocasiones, pero hay muchas otras empresas que han dejado huella con estupendos dispositivos. Sony es un ejemplo perfecto de ello, una marca que desde Japón ha demostrado que en Asia no solo los chinos y los coreanos saben hacer buenos móviles. Una de sus próximas grandes novedades es el Sony Xperia XA Ultra, un dispositivo de gran tamaño que viene a proporcionar al público una dosis de aire fresco respecto a lo que la marca ha ofrecido en el pasado. Con él da comienzo un nuevo inicio para la empresa en su estrategia móvil y los usuarios se preparan para conocer lo que la empresa puede dar de sí sin las imposiciones y los límites con los que los Xperia han jugado en el pasado.

Sony Xperia XA Ultra, un nuevo inicio

Nos gusta ver este nuevo lanzamiento como un nuevo episodio en la larga historia que Sony tiene con los dispositivos móviles. La compañía japonesa es una de las marcas que más ha apoyado la diferenciación del mercado Android desde sus orígenes. Ha lanzado multitud de móviles dotados de rasgos personalizados y ha empujado del carro cuando ha sido necesario para demostrar al mundo que el sistema operativo de Google estaba dentro de terminales que ofrecían mucho más de lo que se podría imaginar. También ha acompañado al mercado japonés, el suyo propio, en su evolución, desde el paso de los flip phones hasta los smartphones, algo que ha sido bastante traumático para un público, el nipón, demasiado acostumbrado al diseño con tapa. Pero la empresa siempre ha estado ahí.

En el pasado año 2015 Sony, que se encontró bajo mínimos en cuanto a los beneficios obtenidos por la venta de smartphones, dijo basta. La compañía no solo es conocida por su serenidad a la hora de comercializar dispositivos, sino también por su visión objetiva del mundo empresarial. Con otras divisiones han sido tajantes. Las han apoyado hasta el momento en el cual han dejado de dar beneficios. Ocurrió tiempo atrás con la fabricación de ordenadores portátiles, a la que Sony acabó diciendo “no” cuando los datos de ventas comenzaron a bajar. La compañía no tuvo problemas en ser drástica. Antes de tomar la decisión de retirarse de los portátiles apoyó esta división de forma fortalecida para ver si el problema radicaba en que ellos no habían movido pieza con anterioridad. Invirtieron más, fortalecieron y al final la situación no mejoró. Así que ante ese caso decidieron abandonar el mercado.

Lo mismo está ocurriendo con su presencia en el mercado móvil. En los pasados doce meses la empresa apreció que había llegado a un nudo en cuanto a su crecimiento. Ya no se vendían más smartphones y lo que estaba ocurriendo es que las ventas tampoco se mantenían, sino que la fuerte competencia de sus rivales la hacía reducirse. Tenían que generar alguna manera de recuperar la estabilidad. Lo último que habían probado era a llenar el mercado de nuevos teminales, en algunos casos con muy pocas diferencias unos de otros. Es una de las estrategias frecuentes, la de llenar las estanterías con móviles de Sony para que las ventas aumenten por eliminación. Si el público solo ve móviles Sony en su tienda de confianza lo más posible es que compre un móvil Sony según esta estrategia. No obstante, la técnica tampoco les funcionó.

Foto con Xperia XA Ultra

Y llegan los nuevos Xperia

Ante esta situación a Sony todavía le quedaba un cartucho en la recámara: potenciar la producción de smartphones mucho más eficientes y reducir la cantidad de modelos en el mercado. No sabemos si se trata realmente de su última iniciativa antes de tomar una decisión drástica, pero lo más probable es que nunca lleguemos a saberlo, dado que sus modelos recientes apuntan a que van a tener un alto nivel de éxito. En ellos no solo se está aprovechando el nombre de Sony para hacerles publicidad, que venía a ser lo que ocurría con los dispositivos de 2014-2015, sino que realmente se les ha dado una potencia y unas características interesantes. Y no nos referimos a la resistencia al agua, porque está claro que el día en el cual un móvil Xperia vendía por ese factor llegó a su final y que ya ha quedado en una mera anécdota del pasado.

Parte de la estrategia que descubrimos con el lanzamiento de los Sony Xperia X, que se trata de la nueva gama que llega pisando fuerte al catálogo de la compañía, se incluye el crear un dispositivo para cada tipo de usuario, pero sin exagerar y generalizando. El Xperia X sabemos que es un terminal muy consecuente, útil y de un buen rendimiento, pero que sacrifica la presencia de los componentes más punteros o de las últimas tecnologías para a cambio tener la oportunidad de reducir su precio de venta. Porque algo que ha comentado Sony en tiempos recientes es que tiene claro que ahora mismo no pueden ir a por la gama más alta del sector. No creen que todos los usuarios estén dispuestos a pagar 800 euros por un móvil del mayor rendimiento y apuestan más por un coste de unos 500 euros que piensan que sí puede ser mucho más accesible. Además, se aprovechan del golpe psicológico que simbolizan esos 200 o 300 euros de más que tendríamos que invertir para tener un smartphone del más alto rendimiento. Saben que muchos usuarios prefieren ahorrar esos doscientos o trescientos euros aunque signifique echar mano de un móvil más comedido, sobre todo si tiene el sello de confianza de Sony.

Una cámara para triunfar

Pero aunque hablamos de componentes que quizá sean un poco menos sorprendentes de lo que deberían en otros casos, no nos llevemos a confusión y pensemos que tendremos un terminal propio de una marca china de medio pelo. Es Sony y esta empresa japonesa siempre trabaja con calidad. Otra cosa es si esos componentes no son tan nuevos como podría ser o si se dejan en el camino algún tipo de especificación que quede un poco lastrada en comparación a lo que ofrece la competencia.

Solo nos tenemos que fijar en la cámara para entender que con Sony no hay margen de error. Aunque también sabemos que estamos haciendo un poco de trampa al comenzar hablando de la cámara teniendo en cuenta que Sony es la propia fabricante de los sensores (ya sabéis que se los proporciona a muchos otros nombres del mercado móvil). Para que hagamos unos vídeos alucinantes y fotos que nos dejarán con la boca abierta, la cámara principal se encuentra dotada de un potente sensor de 21,5 megapíxeles. No es que ahora mismo unos pocos megapíxeles más o unos menos vayan a cambiar los resultados, porque hay otros muchos factores que se tienen en cuenta, pero ayuda mucho saber que hay calidad de por medio. El sensor tiene autoenfoque de diseño híbrido para mejores resultados y por si alguien se pregunta si el sensor frontal también es tan eficiente podemos asegurar que sí. En este caso pasamos de los 21,5 megapíxeles a “solo” 16 megapíxeles, incluyéndose distintos rasgos que ya esperábamos desde el principio, como flash LED, el cual es capaz de ofrecer muy buenos resultados.

Nuevo Xperia de Sony

Esta combinación de cámara os asegurará que no habrá rasgo que se os quede colgado, ni captura de vídeos, ni fotos, selfies, videollamadas e incluso vais a capturar Pokémons de una manera muy nítida. A Sony se le pueden achacar algunos defectos, pero cuando hablamos de cámara no hay ningún tipo de discusión.

Una pantalla más grande

Como decíamos, seamos sensatos y no nos olvidemos del resto de características del smartphone. ¿Lo primero que os queremos comentar en este caso? Que la pantalla es enorme. Sony siempre había sido un poco reacia a aumentar el tamaño de pantalla de sus dispositivos. Entendamos que se trata de una empresa japonesa y que ellos, como decíamos antes respecto a los flip phones, siempre ha sido muy tradicional. Les cuesta amoldarse a los gustos de los occidentales, sobre todo en lo relacionado con el tamaño.

Para ellos las cosas pequeñas son mejores que las grandes y es algo que aplican a multitud de aspectos de su vida como sociedad. Lo pequeño es cuco, adorable y práctico. Un móvil pequeño es más fácil de transportar y más cómodo, mientras que uno grande pesa, es aparatoso y puede resultar poco resistente en algunos casos. Pero el paso del tiempo y las influencias occidentales han obligado a Sony a cambiar de filosofía. Entienden que no pueden limitarse al mercado japonés, sobre todo sabiendo que Apple y su iPhone tienen ganada la partida entre los ciudadanos nipones. Esto ha llevado a que aumente la pantalla del móvil a un total de 6 pulgadas. Un tamaño considerable con tecnología IPS Full HD que se ocupará de que sea una auténtica bestia de la reproducción de contenido multimedia.

Otras especificaciones

Bateria de Xperia XA Ultra

Este aumento de pantalla ha llevado a que el peso sea respetable, algo que también influye en la batería, de una capacidad de 2700 mAh. El peso es de 190 gramos, mientras que el grosor se establece en 8,5 milímetros, lo que también está un poco alejado de lo cual suele ser habitual en los terminales fabricados en Japón. Aún así, como decimos, es un cambio de tendencias que resultaba necesario. El procesador no plantea una sorpresa, puesto que Sony colabora de forma habitual con MediaTek y es justo lo que ha vuelto a hacer. Está satisfecha con el resultado que le han dado terminales previos dotados de sus procesadores, así que piensa que esta es una buena opción por su calidad relación-precio. El modelo específico que se utilizará es un Helio P10 de ocho núcleos, a lo cual hay que complementar con memoria RAM de 3GB.

No dudábamos tampoco del sistema operativo del Sony Xperia XA Ultra. Aunque Samsung ya está flojeando en cuanto a su apoyo al sistema de Google, en Sony no se plantean hacer la locura de inventarse una plataforma de la nada que se acabe volviendo en su contra (como muchos creen que ocurrirá con la empresa coreana). Eso lleva a que el móvil cuente con Android 6.0, aunque ya se está hablando del lanzamiento definitivo con la versión N, lo que podría llegar a tener más sentido dependiendo de cómo se cuadren las fechas. Aunque por ahora aún está pendiente de confirmar. ¡Pero no se puede decir que el móvil no tenga buena pinta!

Compartir en Google Plus

Acerca de Alulus

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios