Sony Xperia XZ, el nuevo smartphone del fabricante japonés

Sony Xperia XZ

Sony Xperia XZ, el nuevo smartphone del fabricante japonés - Sony lo logra de nuevo: le dice al público que no se han ido, que tienen una gama de smartphones más comedida que en el pasado, pero en la cual pueden confiar con los ojos cerrados. Y su nuevo líder, el terminal de referencia en el catálogo de Sony, es el modelo Sony Xperia XZ. Con él la compañía reafirma su posición en cuanto a seguir trabajando con los modelos de la familia X como principales dispositivos tal y como se pudo ver en la última edición del Mobile World Congress. Que nadie piense que la compañía nipona ha perdido ritmo, porque sigue tan infalible como de costumbre. Y eso lo podemos ver profundizando en lo que ofrece el nuevo smartphone que acaban de presentar con motivo del IFA 2016.

Sony Xperia XZ, rendimiento y elegancia

Lo que la marca japonesa ha vuelto a hacer es conseguir un móvil que lo tiene todo, pero sin tener que verse obligado a gritarlo a los cuatro vientos. La empresa sigue su habitual política, presentando el móvil sin convertirlo en un acontecimiento mundial que deba celebrarse como el día del 4 de julio. Para ellos ha sido un cambio muy brusco el pasar de comercializar decenas de móviles cada año a limitar su catálogo a unos pocos terminales. En el proceso han aprovechado para rodearse de una dosis de humildad que nunca viene mal. No anuncian a bombo y platillo que su smartphone es resistente al agua, porque a día de hoy consideran que ya han hecho más que de sobras para que el mundo relacione los Xperia con dispositivos que son capaces de resistir este contacto.

Ven desde la lejanía el atrevimiento de Samsung y sus Galaxy por intentar imponer la moda de la resistencia al agua como algo especialmente vinculado a sus terminales. Les miran y les aplauden por haber terminado adoptando este tipo de rasgo por mucho que ellos lo lleven haciendo desde el principio de los tiempos. El Xperia XZ eleva a una nueva dimensión todo lo que es básico y fundamental en los Xperia. No podemos decir que sea un modelo revolucionario, pero sí que se trata de la versión más potente y que cumple en todo en lo que podemos esperar de un Xperia. Quizá suena aburrido y poco espectacular, pero un poco de regularidad y constancia no es algo que le siente mal a nadie.

Un móvil bonito a primera vista

Por mucho que diseñar un smartphone no sea algo que requiera a un gran artista para que resulte atractivo es cierto que el mercado suele presenciar el lanzamiento de móviles que de bonitos tienen más bien poco. Sony es una empresa a la que le gusta destacar en todo, aunque sea solo para tener la satisfacción de haber hecho las cosas bien (ya sabéis, la mentalidad nipona). Por eso a primera vista el nuevo Xperia parece muy parecido a los modelos precedentes, pero solo hay que echarles un vistazo más a fondo para apreciar que estamos equivocados. Y lo vemos en esa parte exterior metálica que está dotada de un material propio que Sony ha elegido buscando diferenciarse de todos los demás fabricantes. Lo apreciamos en los tres colores que estarán disponibles: negro, plata y azul. Os engañaríamos si os dijéramos que el azul no es nuestro color favorito.

Para este diseño se ha contado con una pantalla que disfruta de un pequeño crecimiento respecto a modelos previos. Si recordáis el Sony Xperia X Performance os vendrá a la cabeza que disponía de una pantalla de 5 pulgadas. Ahora hemos pasado a 5,2 pulgadas, pero el cambio es tan reducido que ni siquiera se ha modificado la resolución. Seguimos teniendo capacidad Full HD y un rendimiento de pantalla bastante eficiente. Hablamos de Sony, que es una empresa que tiene a su disposición tecnología como el sistema Triluminos adaptado a los móviles, por lo que podemos confiar en el buen rendimiento de este componente. Que quizá en resolución podrían haber ido más allá es algo que daría para un debate, pero hasta ahora la empresa nipona se mantiene tradicional en ese aspecto.

El agua nunca le molestó

Ni el agua, ni el hielo, ni nada. Este móvil es un Xperia, así que como decíamos antes, sabemos que es capaz de resistir el contacto con este líquido. Si llega el día en que uno de los nuevos modelos prescinde de la resistencia al agua, seguro que más de usuario acaba quedándose sin móvil al meterlo en un vaso lleno para hacer la gracia. Esperemos que eso nunca ocurra. Hoy por hoy podemos hacerle mil perrerías a este Sony Xperia XZ porque no habrá problema en su supervivencia. El nivel de certificación es IP 68 (Ingress Protection 68). Significa que tenemos un valor de nivel 6 en la resistencia contra el polvo. Hay que decir que quizá la cifra 6 nos parece reducida, pero se trata en realidad del máximo en cuanto a la protección contra este elemento. Gracias a esto no vamos a tener ningún tipo de problema con el polvo.

Cámara del Xperia XZ

El valor 8 es el que marca la resistencia contra el agua. En este caso no es el mayor de toda la escala, pero sí el segundo más potente. Nos encontramos con que el móvil se puede sumergir en agua sin que se produzca ningún tipo de filtración y sin que esto repercuta en que el terminal funcione mejor o peor. Cada fabricante tiene que estipular cuáles son los niveles máximos que aguantará el móvil, así que en este caso comprobar la información del grado de protección IP no nos resulta demasiado útil. Hay dispositivos IP 68 que pueden aguantar bajo el agua todo el tiempo que sea necesario, pero es mejor pensar que con el grado siete ya es posible sumergir el móvil a un metro de profundidad a lo largo de un total de 30 minutos como máximo. Así que con el valor 8 este rendimiento aumenta. Lo único que podría tener mejor es valor 9K, que supondría que el móvil también resistiría el impacto de chorros de agua. Pero no acaba de parecer tan necesario.

Una cámara que despierta pasiones

Todos los que hayáis tenido un móvil de Sony coincidiréis en una cosa: la cámara merece muchísimo la pena. El fabricante nipón es una súper-estrella de la fabricación de cámaras y es algo que vuelca en sus móviles e incluso en los fabricados por la competencia. Eso sí, volvemos a hacer referencia al modelo Performance porque se mantiene el mismo sensor principal de nada más y nada menos que 23 megapíxeles. Se han quedado un poco ajustados, al menos teóricamente en el rango de apertura, que es f/2.0. Dicen los responsables del móvil que eso lo suplen mediante otras características, como ISO de 12800 y el uso del sensor Exmor RS, otra de las particularidades que ya hemos visto en otros de sus smartphones.

Para el mejor aprovechamiento de la cámara hay que remitirse a un sistema de tres sensores en el cual Sony está depositando mucho interés a la hora de promocionar el móvil. Así, cada vez que hacemos una foto en segundo plano están ocurriendo cosas que ni siquiera imaginamos, pero que garantizan que la calidad de las imágenes esté a la altura de las circunstancias. Cuando vamos a hacer la foto el sensor inicial saca partido a una herramienta de predicción para analizar qué partes de la escena están en movimiento y qué harán posteriormente. Lo que quiere la cámara es pronosticar las acciones para que las fotos tengan un mejor resultado y no incluyan elementos borrosos que se originen en una figura en movimiento.

A este primer paso le sigue otro que remarca el sistema de enfocado de la cámara y capta varias imágenes en las que realiza ciertas modificaciones en la fuerza visual para que la foto sea aún más satisfactoria. Antes de que la foto se haya hecho actúa un tercer sensor, esta vez marcado por la importancia de analizar los colores e intentar trasladar a las fotos exactamente los colores y la iluminación que se produce en el momento de llevarlas a cabo. Es otra forma de garantizar que el resultado final de las fotos será el deseado. Además, tiene grabación 4K en el sensor trasero y uno frontal de 13 megapíxeles que consiguen proporcionar una gran oportunidad para hacer selfies, algo en lo que Sony sigue depositando una especial atención.

Foto con Sony Xperia XZ

Renovando los Xperia

Así se queda la renovación de los smartphones de Sony, un dispositivo que pisa firme y que es muy interesante respecto a lo que esperábamos. Hay muchas similitudes con modelos precedentes. La sombra del Performance es amplia y ni siquiera en características técnicas ha cambiado mucho. Se ha incorporado conector USB-C, porque era necesario que lo hiciera, ha mejorado la batería hasta 2900 mAh y en este sentido también debemos decir que tenemos la tecnología de carga de batería Quick Charge 3.0.

Pero no esperéis cambios en procesador, memoria RAM o almacenamiento. Todo lo demás que es habitual, como el lector de huellas, el gran rendimiento en reproducción de sonido (algo que Sony ya perfeccionó en el pasado) o el sistema operativo Android, están presentes. Además, lo que ha hecho el fabricante ha sido depositar interés añadido en todo el tema de la duración de la batería, dado que sabe que son muchos los usuarios que están preocupados por esto mismo. Hay varias formas de mejorar el rendimiento, como usando su eliminador de apps que están en segundo plano o su nuevo modo dirigido al ahorro de energía. En general vamos a notar mucho cómo este dispositivo aguanta más tiempo con cada carga, o al menos es la intención de Sony.

El Sony Xperia XZ todavía no tiene fecha de lanzamiento en España, pero posiblemente se anunciará pronto. No parece un móvil revolucionario, pero sí un terminal que ayudará a la empresa japonesa a seguir en el mercado smartphone con solidez. Como ya hemos dicho anteriormente, si reducir su catálogo de móviles significa lanzar terminales como este, la decisión nos sigue pareciendo de lo más acertada.

Compartir en Google Plus

Acerca de Alulus

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios