Tinder y Spotify unidos por el amor

Tinder y Spotify

Tinder y Spotify unidos por el amor - ¿Estás buscando pareja o un rollete con el que pasar un rato divertido? Seguro que en ese caso te gustaría tener más herramientas que te permitan personalizar la búsqueda y si es con música mejor que mejor. O eso es lo que han pensado en Tinder, donde siguen ansiosos por convertirse en el sistema de ligue número 1 entre personas de todo el mundo, algo que poco a poco (hasta que sufran algún escándalo de robo de datos…) están consiguiendo. En este caso se han aliado Tinder y Spotify, lo que nos parece una combinación ganadora a la vista de que ambos servicios son líderes en sus respectivos campos.

Tinder y Spotify, una pareja formal

Si Tinder estaba buscando algún tipo de aplicación para convertirla en su pareja, suponemos que la ha encontrado, porque en el mundo de las apps también puede existir el amor. Los ejecutivos de ambas empresas han buscado la forma de colaborar para fortalecer sus servicios. En Tinder, donde se preocupan para que sus usuarios puedan encontrar el amor de todas las formas imaginables, han pensado que con la música les pueden dar una forma añadida de localizar personas con las que puedan encajar en términos de preferencias. No es una mala idea, puesto que los gustos musicales nos pueden llevar a encontrar a esa persona especial con la que compartir la vida e ir juntos a conciertos de nuestros grupos favoritos.

Así funciona la relación

Hasta ahora si habéis utilizado Tinder sabréis que hay un buen número de formas de personalizar las búsquedas de pareja. Podemos definir parámetros desde muy generales hasta bastante determinados, a fin de intentar no perder tiempo dando vueltas sobre perfiles de personas con las que no querríamos estar ni aunque estuviéramos enfrentándonos al final del mundo. La introducción del campo de música sigue la misma línea de los demás factores que ya nos permiten personalizar las búsquedas de parejas potenciales. Es muy fácil de usar, dado que inicialmente lo que habremos hecho habrá sido rellenar nuestro perfil con una serie de gustos musicales en los que el sistema nos clasificará.

aplicaciones para ligar

Si somos fans de Miley Cyrus, el sistema de emparejamiento nunca nos buscará una persona cuyo grupo favorito sea Queen, lo que permitirá que tengamos la oportunidad de conseguir esa complicidad musical que buscamos. Es posible que siguiendo este proceso perdamos grandes oportunidades de tener esa pareja que tanto deseamos desde tiempo atrás, porque estaremos limitando mucho los parámetros. Pero si ya hemos probado otros filtros y aún no tenemos alguien especial con quien pasar el tiempo no nos importará que la búsqueda por gustos musicales deje algunos factores al margen. Al fin y al cabo, no es que estemos desesperados… pero llegar a estas condiciones de búsqueda significará que ya lo estamos bastante mal para localizar a esa media naranja que nos pueda complementar.

Usando nuestro himno

La experiencia combinada de los dos servicios se integra alrededor del himno de cada usuario. Es en lo que hace especial hincapié Tinder, que nos invita a que seleccionemos un himno que nos represente y que nos permita filtrar todo lo posible el encuentro con otras personas. Nuestro himno debe ser esa canción que defina nuestra historia, que nos represente y que nos ayude a decirle al mundo quiénes somos y cómo somos. Puede ser una canción que hable de nosotros, una canción que no podamos sacarnos de la cabeza aunque pasen días, semanas o meses, una canción que haga algo que nos lleve a estar vinculados con ella. Porque quizá hay otra persona que tiene ese mismo himno, esa canción que ha ido formando parte de su vida con el paso de los años y que siempre se alegra en escuchar aunque sea durante un bucle interminable de varias horas.

Se dice que este himno es la música que suena dentro de nuestra alma, aquella canción que nos define y que nos hace individuos específicos dentro de un mundo variable. También es cierto que el himno puede cambiar, que no se tiene que mantener estático y que podemos ir evolucionando como el curso del agua… todo es muy filosófico y nos recuerda a las típicas palabras de Bruce Lee que nos hacen replantearnos nuestra presencia en el universo.

Para buscar pareja mediante el uso del himno, lo que resulta más dinámico si cabe, tenemos que comenzar buscando la canción específica en Spotify. Luego lo que haremos será entrar en opciones dentro de Tinder y buscar el parámetro que nos permite realizar un vínculo directo hacia Spotify. Y si no tenemos Spotify, que puede ser, porque no todo el mundo usa este sistema de música en streaming, lo que tendremos que hacer en este punto será descargar Spotify y luego registrarnos para tener nuestra propia cuenta de usuario. Lo tercero y último que haremos será marcar el himno y nuestros gustos en el perfil de Tinder y con eso habremos terminado de organizarnos de esta manera para intentar encontrar el amor.

Algunas recomendaciones

Dicho esto ya no podemos contaros nada más sobre la incorporación de esta novedad, porque el proceso es simple y no tiene mucho más misterio a su alrededor. La función está disponible en todos los mercados en los que Spotify tiene presencia, como nuestro país y más de 20 países más. Muchos usuarios parece que ya están usando la función y deslizando perfiles dependiendo de los gustos, lo que puede ser bastante interesante. No se puede decir que no vaya a provocar reacciones sorprendentes. Seguro que hay chicas y chicos en los que no os habríais fijado antes y que no habríais imaginado que eran unos apasionados de la misma música que escucháis vosotros. Al fin y al cabo, los prejuicios pueden ser muy fuertes en nuestra sociedad.

Si vemos un chico con el pelo largo y suelto seguro que pensamos que es un aficionado al heavy y que le gusta la música cuanto más dura mejor. Pero quizá su perfil de Tinder nos informe de que, en realidad, su artista favorito es Beethoven. Y lo mismo ocurre con las chicas, una adorable joven que parece que no ha roto un plato en su vida es posible que tenga una afición irrefrenable por Marilyn Manson, que sabemos que no es precisamente un pastor de ovejas en su tiempo libre. Este tipo de cosas os van a sorprender con resultados que de verdad os permitirán, de una vez por todas, conocer gente nueva cuando uséis Tinder. Al menos esa es la meta que se han propuesto Spotify y Tinder al realizar esta colaboración que debería ser tan provechosa a largo plazo.

Ahora lo que pensamos es si habrá otras apps dedicadas al mundo de la música que busquen socios para hacer algo similar. Tenemos a Apple Music, que también está hambrienta por ganar usuarios y que rivaliza con Spotify. Si la gente del iPhone no fuera tan recatada lo que podrían hacer sería colaborar con un servicio alternativo como Adult Friend Finder, donde la gente también está buscando pareja con la que llegar a hacer cosas íntimas. Y no nos digáis que “ahí van a saco”, porque más a saco que en Tinder no se va en ningún sitio. Es más, estamos seguros de que se meten más goles en Tinder que en AFF, eso seguro. Así que si pierde la moralina, a Apple le puede salir una buena jugada. Y sino que aproveche Google.

Ligar en Tinder

¿Era necesario?

Siguiendo con el tema, la pregunta que nos haríamos era si una colaboración así era necesaria para algo más que hacerse publicidad. No nos gusta ser cínicos, pero no pensamos que el perfil musical vaya a ser muy utilizado en Tinder. Ahí la gente lo que está buscando es: cercanía con la otra persona (porque la humanidad es vaga por naturaleza), ver foto (fundamental), ver foto sin ropa y saber si el otro individuo también “está en la onda”. Si habéis leído diarios de Tinder sabréis de qué estamos hablando. Así que quizá ponernos místicos y filosóficos para que luego la función no sea utilizada en extremo tampoco tiene mucho sentido.

Todo nos llevaría a la única explicación posible: Spotify y Tinder han buscado una manera de hacerse publicidad y de que hablemos de ellos, nosotros y todo el mundo. Pues lo han conseguido, eso hay que reconocérselo. Más allá de esto, aunque sí sabemos que hay personas que han probado la búsqueda con himno para ver qué tal funcionaba, no tenemos mucha constancia de si terminará perdurando como una opción de calidad a la hora de encontrar pareja. Seguro que acaba olvidada como muchas otras funciones que se han ido añadiendo en Tinder y que luego nadie ha usado por pereza o por no tener sentido.

¿Nos hace perder esto un poco la fe en la humanidad? A nosotros un poco, pero a los creadores de Tinder muchísimo. Esos pobres diablos defienden de forma continuada, usando todas las armas que encuentran, que ellos buscan que su app sea una forma de crear relaciones bonitas, duraderas, familias, gente que envejezca en conjunto… todo muy de película. Pero no lo consiguen ni a tiros. Su aplicación se ha convertido en algo distinto, algo de muchísimo éxito, pero diferente.

Y suponemos que deberían estar contentos, pero no son muy felices. Es como cuando un actor de cine es más famoso por uno de sus papeles menores que por los grandes logros que ha conseguido (eso les pasaba a muchos actores que aparecieron en Star Wars), es frustrante, pero la vida es así. Y como la vida es así, lo único que os diremos es que probéis una cosa en Tinder: elegid como himno la canción “Get IT On Tonite” de Montell Jordan, que todo el mundo sabe que es el tema ideal para… frotarse bajo las sábanas, a ver qué tal sale el resultado de la combinación de Tinder y Spotify.

Compartir en Google Plus

Acerca de Alulus

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios