Xiaomi va en serio

En su día, la marcha de Hugo Barra, uno de los ejecutivos top de Google, a la compañía china Xiaomi, no dejó a nadie del mundillo indiferente. Desde entonces, Xiaomi no sólo se ha consolidado en el mercado chino, su principal caballo de batalla; sino que también, poco a poco, intenta postularse como uno de los actores principales en el concierto internacional. Y, desde luego, si los productos que acaban de aparecer llegan al mercado europeo, van a hacer mucho ruido.

Vamos por partes. Los terminales de Xiaomi se han venido caracterizando por incorporar buenas prestaciones a buen precio, todo ello en un diseño aceptable. Una línea que muchos podrían ver como semejante a la de la línea Nexus de Google…al menos hasta el Nexus 6, que está resultando muy caro para la cantidad de defectos que muestra. Por eso, propuestas como la del Mi Note resultan tan llamativas: pantalla 1080p LCD de 5.7″; Snapdragon 801; 3 Gb de RAM, y 16 ó 64 Gb de almacenamiento interno; batería de 3000 mAh con Qualcomm Quick Charge 2.0; 4G LTE con Dual-sim; cámara principal de 13 Mpx con OIS (estabilizador de imagen), y frontal de 4 Mpx; y un peso de 161 g para un grosor de 6.95 mm…todo esto por 370 $ (314 € a día de hoy) para el modelo de 16 Gb, y 451 $ (383 €) para el de 64 Gb. 

Las comparaciones, por supuesto, son odiosas; y, con frecuencia, son además injustas o basadas en datos poco concluyentes. En Eandroid, no os vamos a decir que este Mi Note deja en ropa interior al Nexus 6; para eso, tendríamos que hacer un cara a cara entre ambos, cosa que no estamos en condiciones de hacer. Pero creo que tod@s estaremos de acuerdo en algo: si Xiaomi empieza a vender este terminal en Europa ya, Google va a ver las ventas del Nexus 6 caer en picado…y ya no hablemos de Samsung y su Note 4. Estamos hablando de la mitad de precio para prácticamente las mismas especificaciones.

Algun@ pensaréis ahora: “sí, pero los teléfonos chinos son feos”. Es cierto que, con frecuencia, no es el diseño el punto fuerte; sin embargo, Xiaomi ha hecho un esfuerzo consciente para que el Mi Note destaque del resto. El diseño de Gorilla Glass 3, tanto en la parte frontal como en la posterior, del Mi Note curva el cristal hacia el marco metálico, dándole un aspecto más “premium”. Los tres botones físicos siguen apareciendo, algo característico del mercado chino y que puede no ser del agrado de todos; pero en general, el aspecto exterior del nuevo Mi Note está muy cuidado.

Y no acaban ahí los puntos fuertes: el Mi Note incorpora un decodificador de audio ESS ES9018K2M  de 24-bit/192KHz “lossless“; esto es, “audio sin pérdidas” (por compresión), lo que garantiza, junto con la pantalla ya mencionada, que la reproducción de audio y vídeo será de gran calidad.

Finalmente, el SO: Android, por supuesto, aunque envuelto en su conocida interfaz MIUI 6. Al estar pensado para el mercado chino, no incluye aplicaciones de Google (que sí que aparecen en otros mercados asiáticos).

Bien, hasta aquí Xiaomi ha presentado un terminal que podría competir sin problemas con cualquier gama alta del 2014…a precios muy por debajo de sus competidores. Pero ahí no acaba la cosa: también han presentado el hermano mayor del Mi Note, el Mi Note Pro. Y son palabras mayores.

Directamente, las especificaciones del Mi Note Pro pulverizan a la competencia:

  • Snapdragon 810
  • Pantalla de 5.7″ 2560×1440
  • 4GB de RAM
  • 64GB de almacenamiento interno
  • LTE Cat-9

…por 532 $ (452€). Repito, no hemos visto en funcionamiento esta serie; no sabemos hasta qué punto está optimizado su SO…pero esas especificaciones, ¿por ese precio?. Lo dicho: los grandes fabricantes deben de estar rezando para que Xiaomi tarde en empezar a vender estos terminales en Europa.

Los planes de Hugo Barra son claros: vender estos terminales en todo el mundo. Sin embargo, no es tan sencillo: recientemente, Xiaomi se ha visto envuelto en distintas acciones legales dirigidas a ralentizar su expansión en mercados emergentes como la India. Y es de esperar que ocurrirá algo semejante en Europa.

En cualquier caso, Xiaomi nos muestra que, en la mayoría de los casos, estamos pagando demasiado por tener calidad. Y esa es una gran noticia, a priori, para los consumidores: si Xiaomi empieza a vender de forma global sus terminales a estos precios, el resto de grandes fabricantes se verán obligados a bajar sus precios manteniendo la calidad.

Fuente: Android Police

 

Compartir en Google Plus

Acerca de Jesús B.

twitter

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios