Zetta, el terrible escándalo de la Apple española

Apple española

Zetta, el terrible escándalo de la Apple española - ¡Tomate, tomate! El escándalo de Zetta, el súper fabricante español de móviles, ha sido destapado. La noticia lleva haciendo ruido parte del pasado fin de semana y hemos creído conveniente, aunque sea bajo agua pasada, comentar todo lo que ha pasado para resolver las dudas que podáis tener. Aunque lo primero de todo es decir que los responsables de haber descubierto lo que se estaba cociendo realmente en las oficinas de Zetta han sido los foreros de Forocoches. Ellos también fueron quienes “descubrieron” al Yeti en una pista de esquí y por eso a veces no se da mucha credibilidad a lo que sale de allí, pero esta vez han dado en el clavo. ¿Pero qué pasa con Zetta?

Zetta, igualita que Apple

Empecemos por el principio. Los extremeños seguro que conocen bien el nombre de Zetta. Teóricamente es un fabricante local que se dedica a fabricar y vender smartphones. Poco a poco la empresa se ha ido abriendo camino en Extremadura, apareciendo en periódicos y vendiendo móviles con buen ritmo. Han abierto tiendas (aparentemente siete), han recibido la atención de los medios de su región y han ido extendiendo el mercado. Pero cuando han dado el salto fuera de su terreno de confort la cosa se ha liado de mala manera. Un artículo aparecido en un gran medio español ha llevado a que los foreros de Forocoches investiguen y con eso… se les acabó el cuento. Y seguro que hasta ahora han ganado mucho dinero, pero la ambición tiene ciertos problemas y se han encontrado de cara con uno de ellos. Al fin y al cabo, cuanto más te expones si estás haciendo algo mal, más posibilidades hay de que te cacen con las manos en la masa.

Dicen desde Zetta que son la típica pyme que nace de la nada y que se construye así misma. La historia es que diseñan y fabrican sus móviles como si fueran genios limitados por la falta de presupuesto. Se comparan a Apple y a sus inicios en un garaje (todos hemos visto la película Jobs y es lo que tiene, que da envidia) y para más inri le ponen a su logo una bellota mordida. ¿En serio? No son los primeros que se plantean usar el logo de “algo” mordido y que acaban diciendo “menuda chorrada”. Ellos se quedaron en el pasado antes de tener ese pensamiento y se sintieron grandes genios por tener el logo en referencia a Apple. Eso les ha permitido ser denominados como “el Apple español”, algo que les ha venido al pelo para vender móviles.

Pero… ¡qué timo!

Es tremendo lo que ha hecho la marca. Su oficina debía ser un auténtico desastre, porque solo habría unas pocas mesas y armarios, dado que no necesitaban prácticamente ningún taller. Lo único que hacían era viajar a China, llenar las maletas de móviles, y luego “maquearlos” para venderlos en España. ¿Esto es legal? El proceso era el siguiente, para que nos entendáis. Primero se informaban desde España para ver qué móviles chinos podían usar en su plan genial. Luego viajaban a China y, además de hacer un poco de turismo (suponemos), se iban a tiendas a comprar “tropecientas” unidades de esos teléfonos. Cuantos más mejor, pero sin que fueran demasiados modelos, para luego no liar, porque nadie se creería que ellos pudieran crear tantos smartphones de la noche a la mañana.

Móvil de Xiaomi

Luego volvían a España y se ponían a trabajar en un lavado de cara. Esto es como en los talleres ilegales de coches, donde les cambian la matrícula y los pintan antes de venderlos. Casi igual, pero sin el robo. Les hacían varios cambios. Primero, raspaban todos los logos que hubiera en la carcasa, se metían dentro por si había algo que también tuvieran que tapar y en su lugar ponían pegatinas con la bellota mordida. Todo tenía que parecer original y que no quedara ni rastro. También entraban en el firmware y lo editaban para cambiar cualquier mención y relación con el nombre de la marca china. Donde ponía Xiaomi ponían Zetta y tiraban millas.

En algunos casos hacían más modificaciones de software, todo sin ningún tipo de permiso de Google o similar. La cuestión era hacerlo todo en las sombras y que el mundo no se enterase de lo que estaban vendiéndole a la gente por precios más caros de lo normal.

Menuda importación

Básicamente lo que hacían era importar y vender el móvil por un generoso margen de beneficio para ellos. Precisemos que esto no es ilegal. La importación es lo más normal del mundo y se suele hacer de forma frecuente. El problema es que si hubieran seguido los procesos legales sus márgenes serían mucho más pequeños, porque nadie compraría un Xiaomi más caro de lo que vale en realidad. Algunas empresas se conforman con esos márgenes reducidos, pero ellos querían más y consideraban que ese trabajo “de apaño” justificaba el aumento del precio. Es un poco distinto a lo que hizo bq en sus orígenes, que también debería haber dado de lo que hablar. La diferencia de esto es que bq no se las iba dando de genios tecnológicos, dado que le decían al mundo que sin duda los móviles eran chinos y que solo los habían modificado un poco.

Bien es cierto que, por otro lado, bq además de no engañar no cobraba unas comisiones tan altas como las que Zetta le ha puesto a sus dispositivos. Y como ahora ya sí que fabrican de verdad, les perdonamos.

Además mentían

No contentos con hacer todo esto, los responsables de la empresa también le mentían al público en la venta de los móviles. Quizá para que pareciese que no se trataba de los mismos móviles chinos lo que hacían era incluir en la lista de especificaciones características que les apetecía poner porque sí. Es decir, eran especificaciones falsas que no estaban presentes en los móviles, pero que quedaban bien en las cajas. Un caso muy sonado es el de la protección Corning Gorilla Glass, que solía estar indicada en las cajas cuando sus móviles no disponían de este tipo de tecnología. Es el típico caso de móviles piratas que nadie pensaría que comercializaría una empresa española que seguro que se ha llevado más de una subvención por el trabajo que estaba haciendo.

Escándalo de Zetta

Los propietarios han desaparecido

En lo que ya ha sido denominado por algunos medios como el Bellotagate, el destape de la situación ejecutiva de Zetta ha derivado en que ocurran ciertos incidentes. Primero, la web oficial de la empresa se desconectó y lo mismo ocurrió con sus perfiles en las redes sociales. Un tiempo después volvieron a estar operativas, pero habían desaparecido una gran cantidad de contenidos donde se aplaudía el trabajo que estaban realizando. Además, el catálogo de móviles de la empresa permanecía inaccesible.

Desde las redes sociales se publicaron pruebas e información de que Forocoches no había sido quien había destapado el escándalo, puesto que varias personas e incluso algún medio ya hablaron de ello con anterioridad. Pero no hay duda de que el conocido foro es el escaparate perfecto para impulsar estas noticias. Desde las redes sociales se dijo que la web de Zetta estaba siendo atacada y que por eso no estaba accesible. Ahora ya podemos acceder a ella y vemos que solo hay un par de móviles accesibles junto a pocos otros contenidos que no aportan demasiado. Se han realizado ajustes en la página que garantizan que no haya pruebas visibles, aunque posiblemente sus responsables no sepan qué es el Web Archive.

Dicen que los propietarios están desaparecidos, pero lógicamente los usuarios de la red, desde Forocoches y desde otras comunidades, están dándoles caza. La dirección de las conexiones a los perfiles sociales y otras muestras de que “hay alguien ahí” han reflejado que los creadores de la bellota están desplazándose a lugares dispares del mundo entero. Hay indicios de que han viajado a Oceanía y también que están en República Dominicana, posiblemente con el objetivo de esquivar a la justicia española. Mientras tanto la FACUA ya está metida en el ajo y se anima a los consumidores a que exijan la devolución de su dinero a la empresa, porque claramente se han visto envueltos en un proceso de estafa intencionada. Las denuncias parece que se están comenzando a acumular en las comisarías y todo esto está perfilándose como un gran incidente a escala nacional. Algo que, por otro lado, podría terminar salpicando a otras empresas que actúan de una forma “similar”.

Smartphone de Zetta

Corre por la red un audio en el que el máximo responsable de Zetta aparece hablando desde la seguridad que tenía antes de que el tema se convirtiese en una bomba de relojería. En este audio, que no sabemos si es real, anima a la gente a denunciarle y dice que se irá de rositas tras pagar una multa de solo 3500 euros. Ahora se habla sobre cifras de castigo que, en realidad, deberían ser millonarias. Motivo principal por el cual suponemos que estos creadores de la empresa no tienen ningún tipo de intención de volver a España para hacerse cargo de sus responsabilidades. Hoy por hoy se desconoce qué ocurrirá en el futuro inmediato de Zetta. También dicen descubrimientos posteriores que se cree que llegaron a robar incluso el logo de la bellota.

Si tenéis un Zetta en las manos ya sabéis qué tenéis que hacer al respecto y si os gusta como funciona no le deis muchas vueltas: en realidad es un smartphone de Xiaomi, solo tenéis que buscar el que se parezca mucho y lo habréis encontrado. En algunos casos también usaron terminales Doogee, pero fueron modelos más aislados, dado que la marca que mejor les ha funcionado es Xiaomi.

Vía: Forocoches, HTCMania, FACUA

Compartir en Google Plus

Acerca de Alulus

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios