ZTE quiere ocupar el lugar de los Nexus con su propio smartphone

ZTE con Android stock

ZTE quiere ocupar el lugar de los Nexus con su propio smartphone - Hace poco tiempo Google tomó la decisión de abandonar el trabajo que había estado realizando hasta el momento con los Nexus. Sus dispositivos habían convencido a una gran cantidad de usuarios en todo el mundo, así que su desaparición resultaba bastante traumática. Con esta situación y pasando a trabajar con terminales más avanzados en cuanto a características y potencia (los Pixel, ya sabéis de qué va la cosa…), el mercado ha dejado un hueco significativo. Así que los fabricantes se tienen que poner las pilas para que ese espacio que ha quedado libre termine siendo ocupado dentro de poco. ¿Y sabéis quién puede acabar ocupándolo? Nada más y nada menos que ZTE, una de las empresas chinas más en forma.

ZTE, la candidata idónea

Si tuviéramos que elegir una marca para que tome el relevo de los Nexus no hay duda de que pensaríamos en ZTE. La compañía ha hecho importantes logros en el mercado y se ha ganado el respeto de ser considerada una de las marcas más prometedoras del momento. Están haciendo un gran trabajo con sus smartphones recientes y también exploran otro tipo de tecnología puntera que incluye desde casas inteligentes hasta trabajo y operaciones en nube. Si os metéis en su página web oficial descubriréis que es una de esas compañías en las que los móviles ocupan una pequeña parte de su negocio, no siendo lo que la sustenta ni mucho menos. ¿Y por qué eso es bueno? Pues porque de manera indudable sabemos que no van a sacarle el dinero al público con móviles de tres al cuarto.

Este es el hueco que queda

Muchos usuarios se preguntan, después de la decisión de Google, cuál es exactamente el hueco que ha dejado la compañía al retirar los Nexus. Si fabrican los Pixel… ¿no será algo parecido? En realidad no. on los Pixel el fabricante ha adoptado un perfil bastante más estructurado, trabajando en todos los elementos que dan forma al móvil y manteniendo el compromiso de introducir Android en su versión más pura. Pero al mismo tiempo lo que también han hecho ha sido introducir este móvil en una gama de precio mucho más alta. ¿Y los usuarios que quieren la auténtica experiencia de Android sin tener que gastarse tanto presupuesto? Para ellos queda ese hueco del que estamos hablando. A la hora de rellenarlo necesitamos alguien que pueda cumplir con dos aspectos “sencillos”. El primero: que el precio de su smartphone no sea demasiado alto, o lo que es lo mismo, que se mantenga sin superar la barrera de los 400 dólares. El segundo: que el móvil en cuestión incorpore Android en su versión pura y no una edición modificada y alterada que tenga que sufrir luego los retrasos en las actualizaciones. ¿Alguien puede garantizar esas dos exigencias? En ese caso tiene entre manos un móvil que va a dar mucho de lo que hablar.

Nexus 6 de Motorola

ZTE parece haberlo captado

Comentarios recientes nos dejan bastante claro que ZTE ha captado el mensaje del público y que sabe que a veces hay que hacer cosas que quizá no hayas planificado por adelantado. Hasta que Google decidió retirar los Nexus nadie se había planteado que la empresa podría haber tomado esta decisión. ¿Por qué hacerlo? No había un factor que sembrara la duda sobre si hacerlo o no sería una buena idea. Google simplemente lo hizo. Y ZTE puede serla empresa que vea la oportunidad en tiempos de tensión. Lo que está en posición de ofrecer es un smartphone que tendrá Android puro y duro, que disfrutará de las actualizaciones en su debido momento y que todo funcionará a las mil maravillas con las actualizaciones que emita la propia Google de la plataforma.

Nexus móviles

Pero recapitulemos. Hace unos meses ZTE habló con el público y solicitó ideas de lo que ellos podrían comenzar a implementar en su próximo smartphone estrella. No es que los fabricantes suelan tener este tipo de detalle, pero en este caso pensaron que era adecuado saber qué pensaba el público. Publicaron una votación y dejaron que los usuarios expresaran sus ideas en relación al estilo que prefieren que adopte Android cuando se lo encuentran en sus nuevos móviles. ¿Era mejor Android con el skin propietario tan característico de los fabricantes o una versión stock pura y dura? Está claro que los usuarios debieron pronunciarse en relación al beneficio de la edición original, puesto que es algo que ya está circulando entre los ejecutivos de la compañía.

La evolución de la marca

Uno de los problemas con los que se ha encontrado ZTE en los últimos años ha estado relacionado con las actualizaciones. Algunos de sus smartphones no se han actualizado demasiado rápido, han hecho esperar a los usuarios demasiado y eso les ha provocado quejas y consecuencias negativas. Últimamente ya han comenzado a dar muestras de que han cambiado, que han evolucionado para que sus actualizaciones sean más frecuentes y efectivas. Lo hemos visto con el ZTE Axon 7, en el cual las actualizaciones de seguridad han sido como el pan nuestro de cada día. Y sabemos que este terminal recibirá el ansiado sistema operativo Android 7.0 Nougat cuando comience el próximo año 2017, justo en el mes de enero.

Por eso han demostrado que tienen potencial, que pueden ponerse en la filosofía Nexus y crear un dispositivo que esté al tanto de lo que necesitan los usuarios con Android en su versión de stock. Nos quedan dudas, eso sí, sobre lo que ocurrirá en un futuro próximo. Pero lo que sí nos hacemos a la idea es que no va a ocurrir nada pronto. El término “futuro próximo” es a largo plazo. ZTE tendrá primero que analizar los datos de las encuestas, valorar cómo ha ido la cosa y si todo el tema del sucesor del Nexus tiene suficiente solidez o solo es el deseo de un grupo de usuarios que se niegan a aceptar los estándares del mercado. Ahora llega la parte difícil y el proceso en el cual ZTE tendrá que experimentar si quiere marcar tendencias en la fabricación de este tipo de móvil.

¿Funcionaría?

Para que un proyecto como este pueda funcionar tiene que cumplir una serie de características obligatorias. Los propios usuarios han hablado y han argumentado que si ZTE quiere tener en sus manos el próximo Nexus deberá ser capaz de cumplir tres requisitos. El primero es que la interfaz de usuario y la skin del propio dispositivo deberá ser limpia y no andarse con tonterías que rellenen la experiencia y la entorpezcan. Los usuarios están cansados de ciertos skins que solo apuestan por poner el logo de la marca por todas partes y por hacer que la navegación no sea tan fluida como debería.

El segundo rasgo imprescindible es que las actualizaciones sean más rápidas. Se puede decir que el sistema operativo Android tiene una enfermedad: el problema de las actualizaciones. Hay muchísimos móviles con Android, pero no todos se actualizan al mismo ritmo. Y no solo eso, sino que las actualizaciones no llegan de forma adecuada ni en términos de funciones ni tampoco en cuanto a seguridad. Y eso supone problemas para los usuarios a todos los niveles, en cuanto al rendimiento y por posibles infecciones a las que nos arriesgamos mientras estamos usando el terminal. Y por último tenemos un rasgo que también importa mucho a la comunidad: el soporte más amplio a desarrolladores para la elaboración de ROMs personalizadas. Aunque a una gran parte de los usuarios esto no les resulte familiar ni común, una gran parte del éxito de móviles como estos se encuentra en las manos de esos usuarios que sí saben de lo que estamos hablando en este tipo de materia. Satisfacerles a ellos por medio de un soporte en condiciones significa tener muchas más opciones de terminar triunfando y de acabar teniendo usuarios muy contentos.

Nexus 5X móvil

Por estos factores un móvil de ZTE con sistema operativo Android tiene muchas posibilidades de conseguir llegar a una gran cantidad de usuarios y arrasar en lo que se refiere a proporcionar una experiencia de usuario muy satisfactoria. Es un tipo de proyecto que encaja en el tipo de ideas que está apoyando ZTE, dado que como decíamos antes, es un tipo de empresa que no tiene ningún problema con llevar a cabo un trabajo que se salga de lo normal. Además, si no lo hace ZTE, ¿quién lo hará? Hay varias empresas que podrían ponerse a trabajar con este tipo de proyecto, pero se nos ocurren nombres como los de Samsung y LG que ahora mismo tampoco pasan por su mejor momento. Justamente estas dos empresas han registrado una cuantiosa bajada de ventas en tiendas norteamericanas en los últimos meses, por no decir que Samsung cada vez está más tentada de trabajar con su propia plataforma, Tizen OS.

Lo único que podría terminar pasando que definiéramos como desastre es que después de que ZTE comience a crear un sucesor del Nexus llegue Google y decida que, porqué no, también va a lanzar un Google Pixel más comedido para complacer al resto de los usuarios. Eso sería un golpe bajo. Ahora mismo los escándalos es lo que menos necesita tener cerca la gente de Google, así que imaginamos que dejarán que ZTE siga con lo suyo sin entrometerse. Además, si lo que quiere la compañía del buscador es ponerse a la altura de Apple, está muy claro que tienen que seguir apuntando alto y no volver a bajar de los 400 dólares como ocurría en los Nexus. Si vosotros queréis contribuir a que el “Nexus” de ZTE sea una realidad os podéis dar una vuelta por la Z-Community, la web oficial que la empresa tiene para recoger opiniones y testimonios de los usuarios.

Compartir en Google Plus

Acerca de Alulus

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios