Actualización de seguridad y rendimiento para el ZTE Quartz con Android Wear

ZTE Quartz wearable

Todos los usuarios que confiaran en su momento en el ZTE Quartz, el primer smartwatch que este fabricante construyó con el sistema operativo Android Wear, están de suerte. La compañía ha emitido una importante actualización que mejora el rendimiento e incrementa la seguridad.

Mejorando el producto inicial

Es bueno ver que si bien no ha transcurrido mucho tiempo desde la salida del ZTE Quartz, en las oficinas de ZTE siguen pensando en cómo pulirlo y mejorarlo. Lo que anuncia la compañía es que acaba de emitir una nueva actualización de seguridad cumpliendo con las fechas que se habían estipulado anteriormente. Se introducen parches de seguridad mediante actualización OTA que aseguran que los usuarios no tendrán ningún problema en exprimir su dispositivo al máximo. De esta manera no habrá miedo por sufrir infecciones o algún tipo de inconveniente que nos tenga que preocupar.

Además de los ajustes de seguridad habituales ZTE introduce en esta actualización conectividad Bluetooth y mejoras en términos de sincronización. También ha introducido mejoras menores que ayudan a que la experiencia de usuario sea más positiva. Como de costumbre, para disfrutar de la actualización hay que tener el reloj cargado al máximo y mantener una conexión Wi-Fi estable que asegure que no habrá problemas recibiendo la nueva versión del sistema.

ZTE Quartz reloj

Una primera experiencia de éxito

Algunos fabricantes han tardado en unirse al carro de Android Wear porque no veían muy claro que los wearables pudieran ser dispositivos de grandes ventas. Por ahora no lo son, pero es posible que poco a poco vayan incrementando su cuota de mercado. En gran parte lo están consiguiendo gracias a las novedades que ha aportado Android Wear 2.0, versión de la plataforma con la que Google sorprendió cuando entró en el mercado. Al margen de disponer de este sistema operativo, el reloj de ZTE también dispone de un diseño circular, carcasa de metal, diseño muy atractivo y una batería que garantiza tres días de duración.

El procesador es un modelo Snapdragon 2100 adaptado a los dispositivos wearable, destacando además que se trata de un smartwatch que está muy pensado para utilizarlo de forma independiente y sin depender tanto de un smartphone para realizar llamadas o usar mensajería de texto. Tiene un coste que no supera los 200 euros y eso también ha ayudado a que su imagen se extienda entre los usuarios que buscaran un reloj inteligente barato y funcional. Si todo va bien el ZTE Quartz no será el último smartwatch con Android Wear de la marca.

Vía: ZTE

Compartir en Google Plus

Acerca de Alulus

avatar de autor

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios