Un benchmark del Galaxy S8 Active desvela curiosas especificaciones

Galaxy S Active móvil

Los usuarios que estén esperando impacientes el lanzamiento del Galaxy S8 Active se alegrarán de saber que el móvil debe estar muy cerca a la vista de que los benchmark comienzan a dejarse ver. En este caso hablamos del que se ha publicado en GFXBench, donde hay que reconocer que algunas de las especificaciones publicadas son cuanto menos curiosas.

Pronto llegará el nuevo Active

El camino que ha recorrido el Galaxy S8 hasta ahora es muy positivo y está proporcionando a Samsung una oleada de ingresos notable. Lo necesitaban después del fiasco del Galaxy Note 7 y han jugado sus cartas a la perfección, tanto que el público está esperando con impaciencia la salida de nuevos modelos derivados de este dispositivo. Del Galaxy Active ya leímos detalles hace poco tiempo y tenemos claro que no habrá que esperar demasiado hasta que lo veamos, sobre todo porque la propia Samsung ha hecho referencia al dispositivo en su página web.

¿Qué características podemos esperar?

Su presencia en el benchmark que mencionábamos al inicio de la noticia nos lleva a conocer algunos de sus detalles técnicos. Por ejemplo, se indica que el procesador será un Exynos 8895 y que contará con una memoria RAM de 4GB. En cuanto a la pantalla, las indicaciones apuntan a que es posible que incorpore una AMOLED de 5,8 pulgadas, pero sin el diseño curvado de otros modelos. El motivo de ello es que la principal preocupación de Samsung con este smartphone será garantizar su resistencia, así que el diseño tiene que ser más tradicional. De conseguir cumplir con sus objetivos se habrá cumplido con el estándar de resistencia MIL-STD-810G, algo que es imprescindible para la gama Active.

Galaxy S Active render

Otro cambio que debería haber en comparación al Galaxy S8 que ya conocemos es su batería, dado que los Active siempre han destacado por una gran capacidad en este sentido. Aún así, no se ha especificado qué capacidad tendrá. Por lo demás sí que debería haber mucho parecido con lo que nos han ofrecido los responsables de Samsung en el S8. Al fin y al cabo, estamos hablando de una versión derivada y esto significa recuperar todo lo que ha hecho un buen papel hasta el momento.

El único factor a recordar es que el Samsung Galaxy S8 Active intentará por todos los medios mantenerse fiel a la gran resistencia y adaptabilidad que han demostrado los móviles de la gama Active hasta el momento. GFXBench ya ha eliminado el benchmark de marras que hemos usado para la noticia… así que el misterio aumenta.

Vía: Sam Mobile

Compartir en Google Plus

Acerca de Alulus

avatar de autor

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios