Force Touch ya esta aquí

iPhone-6s-3D-Touch-960x623


Es posible que a muchos de vosotros ya os resulte familiar esta nueva interacción, pero para aquellos que no sepan de que va se trata de una tecnología que permite detectar la presión que realizamos sobre la pantalla para así traducirse en una reacción por parte de la aplicación que estemos usando.

El primer fabricante en implementar esta nueva interacción entre el usuario y el S.O fué Huawei con el terminal Huawei Mate S, a diferencia de algunos que afirman que fué Apple con el lanzamiento del Iphone 6s. Actualmente además contamos con el ZTE Axon Mini que también lo incorpora. Para este 2016, se espera el lanzamiento de dos pesos pesados; Samsung Galaxy S7 y Xiaomi Mi5 que también se apuntan (con sus aplicaciones propias) a esta nueva forma de interactuar con el móvil.

El problema para Samsung -y para el resto de fabricantes- es que esta innovación queda limitada a su limitado control sobre la plataforma Android. El Galaxy S7 vendrá con soporte para pantallas sensibles a la fuerza de presión, pero lo hará gracias a un software creado específicamente por Samsung para el dispositivo, un parche hasta que Google, este año o el próximo, soporte de forma nativa estas funciones dentro de las próximas versiones Android.

Algo parecido ha pasado en los últimos años con otras innovaciones que poco a poco empiezan a formar parte de la experiencia móvil como el lector de huellas dactilares (actualmente muy implementado en los terminales chinos), las herramientas de pago móvil, el aumento casi innecesario de la capacidad de memoria RAM o las pantallas de alta densidad de pixeles. El control total de Apple tanto del software como del hardware consiguen que este tipo de cambios puedan hacerse de forma mucho más ordenada en los iPhone. Los fabricantes de Android, en cambio, tienen que confiar en que estas características tengan la suficiente aceptación como para que Google los convierta en uno de los pilares de las nuevas versiones y luego adaptar lo que han creado a las nuevas versiones de Android.

Es un punto a tener en cuenta para los desarrolladores, ya que nunca se tiene la seguridad de que estas interacciones van a tener éxito y se convertirán en un estándar.

A estas alturas resulta difícil pedir un cambio. Éste es uno de los efectos nocivos de no tener control sobre la plataforma y sistema operativo de tus productos pero es evidente que esta estrategia también tiene ventajas. Es en estas situaciones, sin embargo, cuando se echa en falta una Google que trabaje en sincronía con los fabricantes, lanzando nuevas versiones de Android al mismo tiempo que los primeros terminales que aprovechan las nuevas características del sistema operativo.

Los usuarios decidirán si esta nueva interacción es necesaria o interesante para ellos. También corresponde a los desarrolladores conseguir convencer al público si las acciones a realizar dentro de una app se amplían o simplemente, es un mero adorno. Lo veremos en breve.

Compartir en Google Plus

Acerca de Alejandro Moreno

avatar de autor

twitteryoutube

Hace más de 15 años que estoy disfrutando de Internet. Y remarco lo de “disfrutar” porque he tenido la suerte de convertirla en mi profesión. Al principio, desde el punto de vista del diseñador, preocupado por los colores, formas y apariencias para presentar al público un contenido atractivo visualmente, interesante e innovador. Más tarde, concentrado en los contenidos, usabilidad y gestión de grandes portales de internet que me han aportado una visión de conjunto y últimamente en la difusión de la misma a través del móvil (concretamente Android) y Social Media.
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios