Sony Xperia XZs, review del flagship que llega pisando fuerte

Xperia XZs de Sony

Hace un tiempo el mercado pensaba que Sony había llegado a un punto de no retorno con sus dispositivos smartphone debido a varios problemas con modelos que no alcanzaron el máximo de su rendimiento. La compañía cometió el error de producir demasiados móviles cada año y esto la llevó a quedar por debajo de lo que debería con sus flagship. A partir de ese momento decidieron reducir la cantidad de smartphones que lanzarían al año para que sus móviles fueran de una mayor calidad. Y el efecto funcionó: han vuelto a primer plano. Lo hacen con algunos flagship que cumplen satisfactoriamente las necesidades fundamentales del mercado y que aportan algo más respecto a lo que resulta imprescindible. El Sony Xperia XZs es uno de sus nuevos smartphones de mayor relevancia y hoy hemos querido concentrarnos en lo que proporciona.

Sony Xperia XZS, el nuevo flagship japonés

Ya vimos con el modelo precedente, el XZ, que Sony había perfilado alrededor de este smartphone un dispositivo de gran rendimiento. Funcionó tan bien la versión anterior que la empresa nipona ha preferido no realizar muchos cambios en esta nueva encarnación. Nos encontramos con un diseño similar, características en la misma línea, pero con una importante mejora tecnológica que responde a las necesidades de los usuarios en estos tiempos que corren. A lo largo de la review iremos viendo sus características, pero no cabe duda de que tenemos ante nosotros un smartphone que hace justicia al modelo previo y que sigue marcando tendencias.

Características técnicas

En cada review ya sabéis que solemos hacer cambios para hacer más amena la lectura, así que esta vez comenzaremos hablando de las características técnicas del móvil. El procesador vuelve a tratarse de un modelo reciente de Qualcomm, dado que es el Snapdragon 820. Con solo cuatro núcleos logra ofrecer un alto rendimiento tal y como suele hacer Sony en sus móviles, algo digno de mención. La respuesta del resto de componentes que actúan en el uso cotidiano también es de un alto nivel, como gráfica Adreno 530, RAM de 4GB y almacenamiento a elegir entre 32GB o 64GB dependiendo de lo que nos venga mejor (no olvidemos que tenemos puerto microSD, así que no termina por ser algo tan relevante).

La pantalla es uno de los componentes con los que Sony siempre convence: una LCD de 5,2 pulgadas Triluminos, X-Reality adaptado a móviles y Gorilla Glass. Lo mismo ocurre con los sensores de cámara de los que hablaremos más detenidamente unas líneas más adelante. Así que sin más dilación veamos qué es lo que hace de este Xperia un dispositivo tan firme y recomendado.

Sony Xperia XZs cámara

Cámara Motion Eye de 19 megapíxeles

Se acabaron los tiempos en los que la cantidad de megapíxeles tenía que ser enorme para que el móvil tuviera razón de ser. Sony, como experta en la creación de cámaras, ha sido una de las empresas que más rápidamente ha llegado a esta conclusión. Si en e XZ incluyeron ya un sensor de 23 megapíxeles… ¿cuántos megapíxeles habrían tenido que incluir en este nuevo smartphone? Resulta difícil planteárselo. Así que lo que ha hecho Sony ha sido reducir el volumen de megapíxeles, pero aumentar la calidad. Pasamos de la cámara de 23 megapíxeles a una de 19 megapíxeles que incorpora nueva tecnología conocida como Motion Eye.

No queremos entrar en demasiados detalles vinculados con la cámara, pero hay que entender parte del funcionamiento de este sistema Motion Eye. Se incluye un sistema de memoria RAM integrada que actúa en combinación con la cámara para que se almacenen vídeos y fotos de forma temporal a fin de obtener los mejores resultados. Sony ha visto las mejoras de mejorar el proceso en vez de acelerarlo y los resultados saltan a la vista. Con esta tecnología podremos tener vídeo HD a 960 fps en contraposición a los habituales 240 fps de la mayoría de móviles. Es una gran diferencia y algo que marca diferencias. Además, tenemos píxeles más grandes, la misma apertura de f/2.0, aunque más no era necesaria y un sistema bautizado como Predictive Capture que permite sacar imágenes con una captura predictiva que se asegura la mejor calidad al permitirnos elegir entre distintos planos.

Una batería para destacar

En el modelo anterior la batería ya destacaba por su rendimiento y características adheridas, pero en este caso volvemos a aplaudir el trabajo de Sony. No hay muchos cambios, dado que se respeta la unidad que estuvo en el Xperia XZ. Esto nos lleva a tener una batería de 2900 mAh que resiste una alta cantidad de horas, un total de ocho horas cuando estamos navegando por la red con la conexión Wi-Fi conectada. Pero al rendimiento hay que sumar las opciones tecnológicas, como ella carga Qnovo, que asegura un mejor sistema de carga y una mayor durabilidad del componente. También se incluye la función Battery Care, con la cual aumentan las cargas que podremos realizar hasta que la batería comience a fallar en un futuro lejano. Este sistema lo que hace es reconocer patrones de carga del usuario y ajustar el móvil para que se beneficie del mejor proceso de carga en cada caso. Y por supuesto, contamos con la tecnología QuickCharge 3.0 de Qualcomm, para que no tengamos que invertir mucho tiempo en recargar el móvil. En media hora habremos recuperado el 40% de la batería del smartphone.

Xperia XZs slowmotion

Android y Nougat en combinación

Cada vez que Sony exprime el potencial de Android nos alegramos mucho, así que ahora que tenemos Nougat ante nosotros las sensaciones no podían ser más positivas. Se incluye específicamente Android 7.1.1 Nougat y suponemos que no habrá ningún problema en continuar actualizando el terminal con las siguientes versiones de la plataforma de Google. Por descontado imaginamos que Android O no tardará en llegar cuando esté disponible en su versión definitiva. Por supuesto, Nougat está presente con el entorno Xperia dándole personalización para que los incondicionales de Sony usen el móvil de forma más satisfactoria.

Hay una enorme cantidad de recursos a disposición de los usuarios. Tenemos el sistema Smart Lock, con el cual podemos beneficiarnos de un volumen de seguridad adicional. También se incluye un lector de huellas dactilares adjunto al botón de encendido en el lado derecho del terminal. A diferencia de otros de los sensores que hemos visto en el sector Android, el de este terminal es muy rápido y eficiente. Hay varias formas de configurar la interacción con el terminal e incluso es posible desbloquear simplemente pulsando el botón de encendido si así lo preferimos. Cuando hagamos el desbloqueo y lleguemos a la pantalla de inicio veremos que todo sigue similar a lo visto en los modelos precedentes. Las apps propietarias están preinstaladas para que podamos sacarles partido desde el primer momento y es posible ordenarlas dependiendo del nombre, las veces que las usemos o la fecha en la cual hayamos realizado la instalación.

Los usuarios también accederán a temas para personalizar el terminal y la buena noticia es que no solo tenemos los gratuitos habituales (que no siempre satisfacen), sino que también tenemos de pago. Con el sistema de cambio de app veremos un aclara influencia al Android original y el sistema de limpieza de caché la irá limpiando para que el móvil funcione bien aunque nos hayamos dejado muchas apps pendientes. Por último, destaquemos que Sony reintroduce su sistema de copia de seguridad propietario con el cual aseguraremos que nunca perderemos ningún contenido.

Sony Xperia XZs móvil

Una gran experiencia

Puede que algunos aspectos de este smartphone de Sony sean mejorables, pero sin duda alguna estamos ante un dispositivo al que merece la pena echarle un vistazo. La pregunta es si merece tanto la pena en contraposición al modelo precedente, porque dependiendo del previo nos estaríamos ahorrando una buena cantidad de euros. A esto queríamos responder lo antes posible para dejar las cosas claras. Y en este aspecto hay que ser sinceros y decir que salvo que os interesen mucho algunas de las funciones específicas del XZs lo mejor sería que os decantéis por la versión previa. Se comparten muchos de sus rasgos técnicos, así que no os vais a sentir como si estuvierais utilizando tecnología muy previa. En especial echaréis de menos la experiencia de vídeo de 960 fps, pero tampoco es algo como para que todos los usuarios se lo piensen mucho.

Dicho esto, digamos que el Sony Xperia XZs tiene un buen diseño, un acabado excelente que sigue lo visto anteriormente en otros modelos de la compañía y que deja muy buenas impresiones una vez lo tenemos en las manos. La gran experiencia de la compañía en la creación de estos smartphones de gama alta le permite llegar a crear móviles de muy buenos resultados en todos los aspectos. Lo vemos también en la pantalla, de unas prestaciones de primer nivel, con un gran resultado en el contraste y brillo que proporciona en todo tipo de contextos. No olvidemos la mencionada batería y lo bien implementado que está el sistema operativo Android en su última versión.

Por supuesto, estamos ante un móvil Xperia y eso significa que incorpora resistencia al agua y el polvo con certificación IP68. ¿Podría Sony intentar llevar este rendimiento a un nuevo nivel? Quizá podrían probar algo nuevo, pero de momento este nivel de certificado es más que suficiente por mucho que sus rivales ya lo hayan igualado en la mayor parte de sus terminales. Por su lado, la cámara tiene ese excelente sensor de 19 megapíxeles con el cual podemos beneficiarnos de realizar fotos y vídeos con los mejores resultados. La grabación 4K es perfecta y tenemos los vídeos HD de slow-motion que quedan de forma espectacular. Si el sensor trasero es potente, el frontal tampoco se queda atrás, tratándose de uno de 13 megapíxeles que habilita la oportunidad de realizar los mejores selfies. En definitiva, el Sony Xperia XZs es un smartphone muy competente que sigue la larga tradición Xperia de Sony.

Compartir en Google Plus

Acerca de Alulus

avatar de autor

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios