Galaxy S8, opinión pre-lanzamiento de lo nuevo de Samsung

Galaxy S8 móvil

Lo prometido es deuda. Hace unos días os dijimos que os contaríamos todo lo que opinábamos acerca del Galaxy S8 y también que repasaríamos sus principales características a modo de pre-análisis. A continuación os invitamos a través de ese emocionante viaje para conocer el que va a ser uno de los smartphones más impactantes de este año 2017, un terminal que revitalizará a Samsung como pocas otras veces se haya visto.

Galaxy S8 y su diseño innovador

En tiempos recientes hemos oído las propuestas de Samsung y sus intentonas de aportar a sus móviles un diseño innovador, algo por encima de lo que se ha visto hasta ahora. Se han obsesionado sobre todo con el espacio de pantalla. Dado que algunos fabricantes ya habían comenzado a “empujar” el resto de elementos del frontal para dar más sitio a la pantalla ellos han querido llevarlo al límite. Porque desde siempre hemos sabido que Samsung, para bien o para mal, es una empresa a la que le gusta exprimir los límites. Y cuando se pone… se pone. Con el Samsung Galaxy S8 lo vemos claramente en un diseño sin bordes que muestra una pantalla expandida de forma casi enfermiza. Para que los contenidos de cierta resolución se tengan que visualizar con franjas a izquierda y derecha porque sobra espacio ya os podéis imaginar que se ha hecho un cambio importante.

Samsung tonteó con esta idea con las pantallas curvadas y este es el siguiente paso en su obsesión. Son móviles con pantallas que cubren más y que llegan mucho más lejos. No hay botón home, porque Samsung se lo tenía que quitar de encima fuera como fuera. La compañía no está en contra de los botones (como sí le pasa a otras marcas), porque le ha puesto botoncito a Bixby, así que ese no es el problema en realidad. El resultado de esto es bueno y el control táctil se resuelve de forma muy cuidada, por lo que Samsung ha hecho un salto con caída más que satisfactoria. Consigue ese móvil novedoso, moderno e innovador que buscaban y suponemos que ya se convertirá en una imagen corporativa que seguramente se extienda a otros modelos. Lo que aún no se han quitado es la entrada de auriculares, lo que nos parece una muy buena idea. Llegará el día, pero de momento sigue ahí.

El móvil es fácil de manejar, cómodo y de verdad da la sensación de tener en las manos un dispositivo nuevo y refrescante. Todo ello lo consigue sin abandonar el sello característico de Samsung, lo que hace que sigamos notando que tenemos un Galaxy en las manos, aunque uno moderno y avanzado. Dentro de su carcasa estilizada se han añadido varios rasgos que se inspiran directamente en el Galaxy Note 7 por mucho que todos sepamos qué ocurrió con el dispositivo de marras. Uno de estos elementos es el escáner de iris, con el cual se introduce otra forma de desbloquear el móvil, dado que en este caso solo necesitaremos la mirada. Si no nos convence mucho el tema de usar los ojos para identificarnos siempre podremos seguir usando la huella para ello.

En términos de diseño los dos modelos proporcionan una experiencia valiosa y realmente las diferencias radican en las dimensiones y el tamaño de pantalla. Samsung lo ha puesto fácil en esta ocasión a los usuarios: ¿queréis un móvil más grande? Entonces tenéis que recurrir al Galaxy S8+, pero si queréis uno igual de potente y con los mismos rasgos, pero un poco más pequeño, el modelo ideal es el S8 normal. Y aunque se ha dicho mil veces, repetimos las pulgadas de cada modelo, 5,8 en el pequeño y 6,2 en el grande.

Galaxy S8 smartphone

El día a día con el terminal

Android ha alcanzado un estado de madurez elevado y Samsung lo ha aprovechado adaptando la versión Nougat a un móvil que sabe muy bien cómo aprovecharla. La compañía ha personalizado la interfaz de usuario y la experiencia que se proporciona alcanza un alto nivel, apoyándose sobre todo en la presencia de Bixby. El fabricante deseaba que el día a día de los usuarios estuviera combinado en su totalidad con el uso del asistente de voz y esto es algo a lo cual todavía nos tenemos que acostumbrar, pero que apunta alto.

Para Samsung es vital que no usemos las manos, que recurramos a la voz para el contacto con Bixby y que a partir de esos comandos de voz podamos conseguir todo lo que necesitamos. Buscar en el navegador, conseguir comprar productos específicos en tiendas online o descargar aplicaciones, entre otras cosas, todo se puede hacer gracias al uso de Bixby y de lo bien implementado que está el asistente. Por ahora la experiencia de Bixby es una propuesta a largo plazo, dado que de momento funciona bien y nos ofrece muchas posibilidades, pero lo interesante es lo que podremos conseguir en el futuro. Habrá que ver hasta dónde llega Bixby con el paso del tiempo y sobre todo a medida que aprenda de nosotros y de nuestras costumbres. Samsung nos pide que confiemos en el salto evolutivo que supone su asistente en comparación con los de la competencia. Nosotros confiamos, pero queremos pruebas y sabemos que no comenzarán a llegar hasta dentro de al menos unos meses.

Batería

Cuando pensamos en batería tenemos en mente dos cosas. La primera es que no queremos que vuelva a pasar algo como lo del Galaxy Note 7, pero en cierto modo creemos que es imposible que se repita, al menos en el caso de Samsung. Lo segundo es que año tras año las baterías están en el punto de mira de expertos y usuarios por igual, dado que se han convertido en lo que podríamos denominar como “el componente más débil”. Es donde se tiene que producir un salto generacional casi inmediato para que en el día de mañana no tengamos problemas, porque cada vez hay más problemas con su rendimiento.

Samsung tenía que conseguir que con el Galaxy S8 no se produjera ningún problema con la capacidad de la batería. Al menos tenía que rendir como la del Galaxy S7, que tuvo una capacidad de 3000 mAh. La realidad es que Samsung ha vuelto a implementar la misma capacidad de batería, 3000 mAh en el GalaxyS8 y de 3500 mAh en el Galaxy S8+. Eso a priori nos debería conducir al desastre. Porque la misma capacidad en un dispositivo que gasta más energía y tiene pantallas más avanzadas no es algo bueno. No obstante, aquí entra en juego la optimización. La compañía ha pulido el rendimiento y gasto energético para que acabemos teniendo unos móviles que duran más o menos lo mismo que sus antecesores. Con eso de momento nos conformamos, porque como decíamos, lo que no queremos es que cada vez tengamos menos batería generación tras generación.

Galaxy S8 fotos

Componentes técnicos y cámaras

Bien por Samsung en cuanto a no diferenciar sus dos modelos del nuevo Galaxy más allá de las medidas y el tamaño de la pantalla. Esto ahorra mucho trabajo a la hora de listar sus componentes. El procesador es el que todos esperábamos más o menos. A los norteamericanos les ponen un Qualcomm Snapdragon 835 y en territorios EMEA se lanza con un Exynos 8895, ambos de ocho núcleos. La RAM es de 4GB, así que Samsung no se ha dejado llevar por las exageraciones de otros fabricantes, y la memoria interna de 64GB (con los 256GB externos de rigor). Las cámaras son quizá demasiado tradicionales, pero Samsung estaba ocupada en otras cosas cuando diseñaba el móvil. Podríamos decir que si esto sigue así en otros flagship se puede dar por terminada la guerra de las cámaras. La empresa coreana ha recurrido a un sensor trasero de 12 megapíxeles y a uno frontal de 8 megapíxeles.

Ambos sensores funcionan a un alto nivel, graban vídeo de forma perfecta, hacen fotos inolvidables y se combinan con muy buenos resultados, pero no son las cámaras definitivas. Hay muchos motivos que se nos ocurren por los que esta es una buena decisión y por los que es más recomendable alejarse de la obsesiva guerra de los megapíxeles. Samsung se aleja y hay que apoyarles sabiendo que tengan más o menos megapíxeles los sensores nos van a dar todo lo que necesitamos para una buena experiencia.

Galaxy S8 Android

Opinión final

A falta de tener el móvil en las manos y de disfrutarlo durante unos días, lo que creemos en primera instancia es que Samsung ha cumplido con las expectativas. No siempre es fácil, sobre todo cuando las filtraciones han hecho que todo el mundo esté hablando de tu producto, pero en este caso lo han logrado. Es el smartphone que estábamos esperando, el que hará que nos olvidemos de los problemas que sufrió Samsung en tiempos recientes y que confirma los motivos por los que la marca es líder dentro de su segmento.

Por si el interés del público no llega a ser el elevado Samsung se ha cubierto las espaldas anunciando incentivos para la pre-compra del dispositivo. Nos garantizan, por ejemplo, la oportunidad de conseguir el nuevo modelo de Gear VR incluyendo el mando que nos permitirá disfrutar de una experiencia completa de realidad virtual. Pero no creemos, ni mucho menos, que lo necesiten, porque han dejado huella en la presentación del dispositivo de una manera realmente positiva. Habrá que ver cómo se desenvuelve el terminal una vez llegue a las tiendas, pero a nosotros no nos sorprenderá ni un ápice que se convierta en uno de los líderes en ventas de este año 2017. Quien crea que Samsung ha perdido fuelle es porque no ha tenido la oportunidad de ver a fondo el Galaxy S8 y el Galaxy S8+, con los que se reescribe la historia de la compañía una vez más.

Compartir en Google Plus

Acerca de Alulus

avatar de autor

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios