Google Allo, la evolución de WhatsApp

Mensajería Google Allo

Decir que otra aplicación puede ser “la evolución de WhatsApp” quizá sea un poco amarillista. ¿Puede otra app de mensajería representar la evolución del líder actual? ¿no debería ser Facebook quien diseñara la evolución de WhatsApp para abarcar nuevas fronteras? La cuestión es que es difícil hablar de Google Allo sin hacer referencia a WhatsApp y a cómo mejora lo que proporciona la aplicación del color verde por medio de la introducción de nuevas posibilidades. No obstante, vamos a hacerlo y nos comprometemos a no mencionar más de cinco veces más el nombre de WhatsApp (y esta cuenta como la primera).

Google Allo, la opción definitiva

Google ha tenido un camino bastante complejo en lo que se refiere a la comunicación, la mensajería y el entorno social. La compañía no ha dado pie con bola por hablar en plata. Todos sabemos qué resultado ha tenido Google Plus, también conocida como “la red social que solo uso para mejorar el posicionamiento de mi web” y recordamos que Hangouts tampoco ha sido precisamente un éxito de masas. Hay mucho que criticar a Google por las malas decisiones que ha tomado y por cómo le han salido rana todos los intentos de imitar a los líderes del mercado. No sabemos si ahora que tratan de ponerse al lado o incluso superar a la app de mensajería más conocida también van a fracasar o si en esta ocasión de verdad conseguirán dar la nota.

Inteligencia artificial para los nuevos tiempos

El uso de este sistema de mensajería se ve plasmado a modo de complemento de Google Assistant, el asistente virtual que la compañía mostró hace unos meses y en el cual tiene muchas esperanzas. La empresa apuesta por la inteligencia artificial y por lograr que las herramientas de mensajería puedan ir un poco más allá de los límites con los que se han encontrado en tiempos recientes. Si bien en un inicio parece que Google Allo iba a ser un núcleo de comunicación entre asistente y usuario, poco después alguien en Google pensó que sería buena idea aprovechar el trabajo que ya habían realizado para permitir que las comunicaciones no se llevaran a cabo solo con el asistente. ¿Por qué no? Parece lógico, dado que tenían una buena tecnología entre manos.

Mensajes de Google

Se comenta que lo interesante de la comunicación entre el asistente y el usuario es que de verdad hay un sistema de mensajería entre ellos, aplicándose varios principios de la inteligencia artificial para que el asistente pueda entender lo que estamos pensando o diciendo. Si lo explicamos de una forma más sencilla, podemos decir que gracias a la forma en la que nos comunicaremos con Google Assistant sería posible pasarnos largos ratos conversando con él. Nos preguntará cómo ha ido el día y a partir de ahí irá derivando hacia otras conversaciones y hasta nos pedirá que le mostremos, por ejemplo, fotografías de las vacaciones si hace poco tiempo que hemos vuelto. Más allá de la curiosidad que proporciona esta comunicación lo bueno será todo lo que podremos hacer en el momento en el cual nos comuniquemos con el asistente mediante la app de mensajería.

Beneficios en las conversaciones

Que tengamos a nuestro asistente virtual disponible desde la aplicación significará que podremos contar con él de una forma más dinámica. Ahora mismo si usamos los asistentes actuales todo es bastante frío. Si estamos hablando con un amigo sobre dónde ir a cenar y tenemos que hacer una consulta online, lo que ocurrirá es que saldremos de la app de mensajería, pasaremos al navegador, miraremos y volveremos. Este sistema corta el buen flujo de la conversación y es lo que se ocupará de solucionar el sistema de Google Allo. Con la herramienta de Google si estamos en esa misma situación solo habrá que escribir de la manera adecuada para que el asistente entienda qué es lo que necesitamos de él y que lo haga sin que abandonemos la conversación.

No habrá que cambiar de ventana ni de aplicación, tampoco tendremos que ponernos a hablar de forma robótica para que la IA nos entienda. Será como si tuviéramos una secretaria a la que le pidiéramos que hiciera algo por nosotros y que luego nos trajera el informe delo que ha descubierto, todo sin que nosotros nos movamos de la mesa, porque la hemos llamado por el telefonillo de acceso directo. La aplicación va a tener otros rasgos inteligentes que le permitirán conectar mejor con el usuario. Si transmitimos fotos será capaz de detectar cuáles son los distintos elementos que aparecen en las imágenes. Analizará y comprobará que hay determinadas personas, animales o plantas. Entre las personas podrá identificar los registros que conozca, lo que ayudará aún más a tener una buena relación con el asistente.

¿Qué nos ofrece más?

Con la disponibilidad de Google Allo (ya está en Google Play, ¡corre!) se cumple una de las promesas de Google para este año 2016 aún con el reloj en su contra. La compañía nos había prometido una pequeña revolución en la mensajería instantánea y todo apunta a que estamos ante ella. Hay otros factores que también nos hacen ver que tenemos ante nosotros un lanzamiento que merece la pena probar. Uno de ellos es que podemos utilizar la herramienta usando solo nuestro número de teléfono, sin necesidad de pasar por registros o cuentas de usuario. Parece que Google quiere simplificar la experiencia en un tipo de aplicación que debería ser tan natural como tener la oportunidad de mandar mensajes SMS con el móvil. Eso es algo que seguro que le da mucho apoyo entre los usuarios que prefieren no andarse con cuentas y contraseñas.

Otros de sus rasgos incluyen la disponibilidad de stickers, habiendo comenzado el servicio con 25 paquetes diferentes que no están disponibles en ninguna otra herramienta de mensajería. También destacamos la presencia de la tecnología smart reply, con la cual nos vamos a ahorrar mucho tiempo. Si sois de aquellos usuarios que agradecen la corrección de palabras mal escritas con el teclado, también os encantará este método con el cual la aplicación decide cuáles son las respuestas que deberíamos dar a las personas con las que hablamos. Por ejemplo, si alguien nos manda una fotografía y nos pregunta si nos gusta, el sistema nos proporcionará respuestas predictivas inteligentes que encajarán en el contexto en relación a la lógica y a lo que hayamos respondido otras veces (como “me gusta”, “no me gusta” y un largo etcétera de posibilidades dependiendo de cada caso).

También hay emojis, por supuesto y mucho aprendizaje del sistema para que podamos simplificar nuestra experiencia de uso y agilizar el envío de mensajes. Esto le vendrá muy bien a quienes disponen de cientos de amigos a los que tienen que escribir de manera habitual, dado que habrá que escribir menos cuando, en realidad, estaremos enviando más volumen de mensajes.

Entre las opciones que más nos han gustado también se encuentra la posibilidad de enviar mensajes a amigos que todavía no se hayan instalado la aplicación. Esta es una buena manera de aumentar la cantidad de personas que se sentirán interesadas por la aplicación y también será una forma de facilitarle el uso a quienes sí hayan instalado la herramienta. ¿Qué ocurre cuando enviamos un mensaje a alguien que no tiene Google Allo? De forma automática la persona a la cual le hayamos escrito recibirá una notificación en la cual podrá responder. Otras opciones serán ignorar el mensaje o descargar la aplicación desde Google Play y comenzar a utilizarla de una forma completa. Lo que supone esto son dudas y sorpresa, porque es bastante curioso que podamos responder una notificación sin tener la aplicación instalada. Al parecer esto es posible gracias a Google Play Services, algo que sí está presente en todos los terminales dotados de Android.

WhatsApp de Google

Así que si en algún momento nos encontramos con una notificación de Allo, ya sabemos qué podemos hacer al respecto. Por ahora la idea que se está transmitiendo es que resulta muy recomendable la instalación de la app a la vista del buen rendimiento que proporciona y de lo que Google ofrece a los usuarios. Puede sorprender, pero parece que en esta ocasión ha dado en el clavo con la creación de la herramienta, aunque por ahora los ejecutivos de la compañía imaginamos que siguen con los dedos cruzados.

¿Y la seguridad?

Para los usuarios que piensan siempre en aspectos relacionados con la seguridad hay que mencionar que Google Allo dispone de un modo que podemos activar en las opciones y que nos permite disfrutar de un entorno de seguridad totalmente envolvente. La seguridad que se activa va desde el lado del remitente del mensaje hasta el lado del receptor, creando un entorno seguro en el cual parece que no hay nada de lo que preocuparse. Lo único que no nos ha terminado de convencer es que este sistema de seguridad no viene activado por defecto y seguro que hay muchos usuarios que no llegan a descubrirlo para activarlo. Sin él estamos en cierto riesgo, así que lo primero que deberíamos hacer a la hora de usar la aplicación sería activar el modo de seguridad.

Con la activación de la seguridad bajo encriptado se producirán varios movimientos. Uno de ellos es que tendremos la oportunidad de participar en chats ocultos en los que las conversaciones desaparecerán después de un tiempo determinado. Si pensamos en ello, se trata de una clara inspiración en Snapchat. Otro de los cambios es que las conversaciones de los usuarios no se quedarán almacenadas en el historial de la herramienta. Todo ello le aporta valor añadido a Google Allo para que se convierta, de forma definitiva, en una de las apps de Google que de verdad han conseguido triunfar entre los usuarios.

Compartir en Google Plus

Acerca de Alulus

avatar de autor

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios