LG X, nuevos smartphones ya en España

LG X doble pantalla

En el pasado Mobile World Congress de este año 2016, como de costumbre, se anunciaron nuevos terminales móviles de los principales fabricantes. Se escucharon muchas promesas y no todas se han cumplido. La que se acaba de hacer realidad es la que hizo LG de presentar una nueva gama de dispositivos smartphone conocida simplemente como LG X, la cual ha llegado a nuestras fronteras representada por tres modelos muy diferentes. El origen de esta gama, en la que nos encontramos con el LG X Screen, el LG X Cam y el LG X Power, reside en la búsqueda de un concepto muy personalizado en el cual cada usuario pueda disponer de su móvil ideal. Es un punto de vista que recuerda al de los teléfonos modulares, pero sin los inconvenientes de dispositivos que no llegan a buen puerto por falta de apoyo comercial o de ideas bien establecidas.

LG X, tres móviles en discordia

La familia X de LG por ahora se encuentra formada por los terminales antes mencionados. La compañía ha querido que cada uno de ellos represente la respuesta idónea a los intereses de un tipo de usuario. El LG X Power no recibe su nombre por casualidad, dado que encuentra su aspecto más destacado en la batería. Por su lado, el LG X Cam destaca por la potencia de su cámara y el LG X Screen incorpora un sistema de doble pantalla para abrirnos a una nueva serie de posibilidades. A nivel técnico los tres terminales andan en un rango bastante similar entre sí y lo mismo podemos decir de sus precios, así que lo más probable es que seleccionemos un modelo u otro teniendo en cuenta el valor que le demos a su rasgo más determinante.

LG X Screen

No es la primera vez que vemos un smartphone que utiliza una combinación de dos pantallas. Los chicos de LG han visto que se trata de algo que tiene cada vez más demanda entre los usuarios, así que han respondido a esta demanda con el diseño de este terminal. La mejor comparación que podríamos hacer del smartphone es con el LG V10, que con anterioridad ha logrado satisfacer al público de forma muy consistente. Para este terminal se han revisado ciertos aspectos, como que las dos pantallas sean independientes, así que será posible tenerlas encendidas dependiendo de lo que necesitemos en cada ocasión. Es un buen aspecto, dado que en cuanto nos acostumbremos veremos que la pantalla adicional se convertirá en una de nuestras mejores aliadas. El LG X Screen tiene un tamaño de 1,76 pulgadas y que siempre se encuentre activa y disponible, ayudan a reforzar el valor que desprende.

El funcionamiento de la segunda pantalla es diverso. Lo más habitual es usarla para que podamos ver mensajes recibidos o acceder al menú de notificaciones. De esta manera ahorramos tiempo y tenemos un mejor acceso a ese tipo de información urgente que debemos ser capaces de gestionar cuanto antes. Y cuando necesitemos pasar a usar el móvil en su totalidad con el sistema clásico, solo habrá que encender la pantalla principal, en este caso de 4,93 pulgadas, para beneficiarnos de un rendimiento más dinámico. Estaremos accediendo a una tecnología muy adecuada y a una resolución de 1280 x 720 píxeles.

Sus características técnicas incluyen 2GB de memoria RAM, almacenaje de 16GB internos, procesador de cuatro núcleos que rinde a una frecuencia de 11,2GHz y batería de 2300 mAh. A esto solo cabe añadir que tiene una combinación con doble sensor de cámara con uno frontal de 8 megapíxeles y uno trasero de 13 megapíxeles, logrando una combinación más que potente teniendo. El móvil se lanza en nuestro país a un coste de 249 euros, por lo que se trata de una gran propuesta en relación calidad-precio.

LG X Cam smartphone

LG X Cam

Si tenemos un modelo que apuesta por la potencia de las pantallas, es lógico que también tengamos un modelo que se enfatice la presencia de la cámara. De todas formas, hay que decir que este smartphone también incorpora una pantalla de lo más eficiente, si bien LG quiere que lo más reconocible del mismo sea su cámara. Lo logra a base de trabajo duro y fuerza, dado que el LG X Cam dispone de un sistema de doble cámara. Esto es lo que más ha sorprendido al público en los últimos años, que ha coincidido en que no es tan importante la cantidad de megapíxeles, sino la tecnología que se incorpora alrededor de estos megapíxeles. Con una cámara doble tenemos seguridad de que el rendimiento se encontrará por encima de la media. Esta combinación se ve representada por un sensor trasero de 13 megapíxeles y otro también trasero, en este caso de 5 megapíxeles. Quienes crean que se trata de la misma potencia de la que hizo gala el LG G5 deberían recordar que los dos sensores en el modelo precedente eran más potentes. En vez de 15 megapíxeles teníamos 16 y en sustitución a los 5 megapíxeles teníamos 8. Pero la diferencia no es suficiente como para que ignoremos al X Cam, que se presenta como un modelo más determinante de lo que podamos imaginar, perdiendo solo en lo relacionado con la resolución.

La versatilidad de la doble cámara es clave para que tengamos a nuestra disposición un gran angular que alcance un rendimiento de un total de 120 grados. Si lo comparamos con la media del sector, que se establece en unos 80 grados, nos podemos dar cuenta de lo bien presentado que está este rasgo. Para quienes no estén muy metidos en el tema de la fotografía podemos decir que con esta combinación de cámara podremos sacar partido a todo tipo de funciones, como la elaboración de GIFs animados o el uso de filtros muy especiales.

Su pantalla es de 5,2 pulgadas y la resolución se representa en Full HD, disponiendo de la misma memoria que en el modelo previo (tanto en RAM como en almacenamiento, 2GB y 16GB respectivamente). El procesador sí es mejor que el anterior, dado que se dobla en núcleos hasta ocho y funciona a una velocidad de 1,14GHz. Y la batería es también un poquito mejor: de 2520 mAh. Estas mejoras de rendimiento se pueden ver en el precio, que asciende a 299 euros, aunque sigue siendo una tarifa realmente suculenta.

LG X Power smartphone

LG X Power

Acabamos con el modelo que incorpora una mejor batería. Recibe el nombre de LG X Power y retomamos un precio reducido de solo 229 euros. Si en los dos modelos anteriores no vimos una batería que superase los 3000 mAh (ni de lejos), en este caso disponemos de una de nada más y nada menos que 4100 mAh. Este cambo de potencia en batería le permite al smartphone convertirse en un líder dentro de su segmento. Las cifras que aporta LG indican que aunque estemos usando el móvil de forma constante, el dispositivo funcionará durante dos días. ¿Sabéis lo que significa eso para determinados tipos de usuario? Es una auténtica maravilla. Por otra parte, si llegáramos a vernos en la situación de necesitar cargar la batería en un momento imprevisto lo único que necesitaríamos sería realizar una conexión del móvil a otro terminal mediante conector USB. Eso permitiría que la batería se fuese recargando, como si fuera una externa. La aplicación de este rendimiento de batería a la moda de Pokémon Go, por ejemplo, puede ser realmente trascendente para los usuarios.

El resto de componentes también cumplen de forma sobrada. Las memorias son las mismas que en los dos modelos previos, así que no vamos a volver a indicar las cifras. El procesador es la versión de menor potencia, la de cuatro núcleos con fijación en una velocidad de 1,3GHz y la pantalla presenta resolución HD con un tamaño de 5,3 pulgadas. No hay nada que echar en falta en la cámara, que proporciona un rendimiento adecuado con sensores de 13 megapíxeles en la parte trasera y de 5 megapíxeles en la frontal.

Una generación que llega con fuerza

Quien no vea que LG se ha puesto las pilas para convertirse en un referente de la gama media es porque no ha prestado demasiada atención a lo que hemos ido comentando en la noticia. Los tres terminales son muy recomendables e incorporan lo mejorcito que se puede esperar de esta gama con ese nivel de personalización que quiere instaurar LG como fundamental en el mercado. La compañía desea que cada uno seleccionemos el móvil que más nos interese por un rasgo determinado, arriesgándose a que quizá haya personas que no puedan decidirse por un rasgo u otro.

LG X Screen

La empresa deja claro en cierto modo que si queremos un terminal que destaque en todo, tanto en cámara como en pantalla y batería, ya deberíamos estar dispuestos a saltar a la gama alta del mercado. A la vista de que esto se sale de los objetivos de la gama media, es hora de que pensemos claramente qué nos interesa potenciar. ¿Cámara de gran potencia con sistema doble? ¿pantalla adicional para ver notificaciones y estar más actualizado ante cualquier tipo de noticia? ¿o una batería que realmente sorprenda por medio de un rendimiento mucho más duradero? Elegir uno de estos rasgos es lo que hará que disfrutemos de una nueva generación en lo que se refiere a la gama media.

LG siempre ha sido una empresa que ha destacado en la creación de móviles versátiles y potentes sin importar la gama en la cual se han englobado. Con los LG X retoman de nuevo el buen trabajo y demandan más atención por parte de los consumidores. Por menos de 300 euros podemos tener uno de los smartphones de gama media de moda que responda a todas nuestras necesidades. Por nuestra parte debemos decir que estamos encantados de ver cómo LG se ha revitalizado con la introducción de estos nuevos móviles que imaginamos tendrán continuidad en el futuro.

Compartir en Google Plus

Acerca de Alulus

avatar de autor

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios