Virus en WhatsApp, consejos para protegerte ante las últimas infecciones

Whatsapp smartphone

Virus en WhatsApp, consejos para protegerte ante las últimas infecciones - Los virus en WhatsApp están a la orden del día para nuestra desgracia. Rara es la semana que no recibimos noticias de una nueva amenaza que circula por la conocida aplicación de mensajería. Hay demasiados peligros vinculados a una herramienta que simplemente no estamos dispuestos a abandonar, porque es la líder y es la que todo el mundo usa a nuestro alrededor. No podemos decir que no hayamos intentado dejar WhatsApp, pasándonos a uno de sus muchos rivales como Line, pero la realidad es que siempre acabamos volviendo. Así de grande es el poder de la app que domina a todas las demás aplicaciones de mensajería y que difícilmente verá terminado su liderazgo salvo por decisión propia de su compañía propietaria, Facebook (porque sí, todo el mundo piensa que algún día Facebook hará algo y fastidiará WhatsApp).

Virus en WhatsApp mediante engaño

La técnica del engaño es una de las que más utilizan los scammers que aprovechan el potencial de WhatsApp para llevar a cabo sus malévolos planes. Con el engaño se puede hacer demasiado, dado que la gente de por sí es confiada y no se plantea que haya algo más oculto detrás de algo aparentemente inocuo. Pero en WhatsApp, aunque no nos guste extender sentimientos negativos, no tienes que fiarte ni de tu sombra. Porque hay demasiados engaños esperando a causar mal en tu dispositivo.

Uno de los frecuentes es el engaño de un mensaje que nos aparece en la aplicación en el cual nos dicen que tenemos la aplicación sin actualizar y que hay una nueva versión disponible. Quizá no nos hayamos dado cuenta, pero ese mensaje no es precisamente igual a los avisos de actualización que realiza la propia aplicación cuando los hay. Lo primero que debemos intentar hacer es recordar cómo nos avisa la aplicación de las actualizaciones pendientes reales. Lo segundo será pasarnos por Google Play para ver si tenemos disponible una nueva versión o si hay alguna forma de actualizar la herramienta. Si todo eso nos indica que tenemos la app actualizada, podemos desconfiar mucho del mensaje. Además, podemos consultar en información de la app la versión de la misma y luego hacer una búsqueda online para comprobar que se trata de la última versión. Eso nos permitirá salir de dudas de forma definitiva y así evitaremos un contagio de virus que no nos habría sentado nada nada bien.

Otro engaño es el que intenta convencernos para pinchar en un enlace fraudulento. Los efectos que pueden desatarse después de haber pinchado en el enlace son muy variados. Suelen ser mensajes que nos prometen grandes regalos a cambio de prácticamente no hacer nada. Por ejemplo “pincha aquí y entra en el sorteo de un Galaxy S7 a cambio de responder tres preguntas”. Ese tipo de mensajes ya podéis imaginaros que son todos falsos. Esas promociones no os llegarían de esa manera a través de WhatsApp. Cuando pinchemos quizá no sufrimos una consecuencia directa, pero sí cuando hayamos realizado un segundo paso.

Whatsapp ataque virus

Infección directa o virus posterior

Una vez hemos entrado en un enlace maligno podemos sufrir lo que llamamos una infección directa. Esto ocurre porque ese click que hemos hecho en el enlace ha derivado en que se descargue a nuestro móvil algún tipo de archivo o elemento de activación. Quizá se nos instala algo nocivo o incluso se nos da de alta en un servicio premium que hará que cada mes nos cobren algo de dinero. Tenemos que estar muy atentos ante estas estafas, puesto que será difícil salir de ellas y volver a la normalidad.

La otra opción es que sea un virus posterior, un efecto similar, pero que se active una vez hayamos hecho “algo más”. Si se nos prometía un concurso es posible que la página que haya cargado nos pida más información personal y que con ella los ladrones quieran tomar posesión sobre nuestro dispositivo, cuenta de Google o cuenta bancaria. Aquí el riesgo está en dar información. Nos preguntarán nuestros datos personales y también otros elementos que a nosotros nos parecerán inocentes, pero que podrían ser muy sensibles. Por ejemplo, quizá quieran saber cuál fue el nombre de nuestra primera mascota, algo que a nosotros nos parecerá intrascendental. Pero con eso lo que estarán descubriendo será una de las respuestas habituales a las tres preguntas de seguridad de servicios de registro. Mucho cuidado con desvelar este tipo de información sin venir a cuento.

¡Te ha tocado un premio!

Menuda suerte, nunca nos ha tocado nada en la vida y lo hace cuando estamos usando nuestro móvil por casualidad y en WhatsApp, donde nunca hemos participado en nada. Este nuevo timo en WhatsApp se está poniendo de moda. Comienza con nuestra incorporación en un grupo del que no tenemos ninguna constancia y que suele tener nombres absurdos que intentan pasar desapercibidos como “WhatsApp” o “grupo”. Una vez estamos dentro recibimos un mensaje en el que nos informan de que hemos ganado un premio que podemos reclamar. ¿Qué hacemos en ese momento? Obviamente tenemos que evitarlo por todos los medios posibles, porque nos estamos exponiendo a otro de los virus y estafas de WhatsApp.

De hacer lo contrario, de pinchar en el enlace, pasaremos a lo comentado anteriormente. En este caso también puede ocurrir que nos encontremos ante la aparición de una gran cantidad de mensajes en pop-up que van apareciendo en nuestra pantalla como si estuviéramos entrando en una página de dudosa legalidad. De aquí a tener el móvil en malas condiciones por rendimiento y robo de datos solo hay unos pocos minutos.

whatsapp estafas

Otros de estos mensajes que podemos recibir tienen una finalidad distinta: suplantar nuestra identidad. El phishing en WhatsApp es real y también intenta hacer de las suyas mientras usamos la aplicación. Normalmente sus técnicas de infección están directamente relacionadas con las demás que hemos comentado, salvo por el añadido de que aquí nuestros contactos se convierten en el próximo objetivo. Al suplantar nuestra identidad algunos de estos virus de phishing lo que hacen es spammear a nuestros amigos y conocidos por medio del envío de mensajes también infectados que toman posesión de sus identidades y continúan con el proceso de contagio. Esto es realmente peligroso y puede dar muchos dolores de cabeza a los usuarios.

¿Estoy infectado?

Como usuarios de Android de toda la vida estamos acostumbrados a esas críticas de otras personas que ajenas a la plataforma recurren al tópico de que nuestro sistema operativo adolece de seguridad. Pero deberían saber que por regla general los agujeros de seguridad no están representados por el sistema, sino por algunas de sus aplicaciones. Y sino que se lo digan a la enorme cantidad de problemas que puede dar WhatsApp tratándose además de una app que, como decíamos, es tan imprescindible y necesaria.

La pregunta ahora está en saber si estamos infectados. Quizá no nos hayamos dado cuenta pero estemos sufriendo algunos efectos que nos hagan pensar que sí tenemos una posible infección. ¿Cómo saberlo? Dado que no tenemos la consulta del médico a la que podamos ir en busca de un remedio, lo que habrá que hacer será un autodiagnóstico inicial fijándonos en ciertas pautas.

Por ejemplo, ¿han comenzado a salir anuncios publicitarios en exceso mientras navegamos? Algunas páginas online están llenas de anuncios y publicidad, pero normalmente cuando estamos infectados por un virus la aparición de los banners es excesiva. Los pop-ups son bastante habituales en las infecciones, así que si vemos que aparecen demasiados quizá debamos hacernos una revisión más a fondo. Otro tipo de anuncio muy común en los virus es aquel que se introduce en medio de las publicaciones, dentro de palabras enlazadas en los artículos o camuflado de una forma que parezca que forma parte del texto que estemos leyendo. Si llega un momento en el que no podamos casi navegar por los anuncios, seguro que tenemos un virus.

whatsapp ladrón

Señales de neón que nos ponen en alerta

Otro síntoma claro es que en nuestro launcher o en el propio menú del móvil aparezcan aplicaciones que nosotros no hayamos descargado. Alguna vez nos puede pasar que descarguemos una app en la cual no estamos interesados por error. En ese caso la borramos y punto. Pero si se convierte en algo habitual… ¡es un virus! No dejemos que nuestro terminal se llene de basura que posiblemente esté actuando en nuestras espaldas. Volviendo al navegador también es probable que veamos que cuando lo cargamos la página inicial sea una distinta a la que teníamos o que cuando intentemos entrar en una web determinada el navegador decida llevarnos a otra.

Por último hay dos síntomas preocupantes ante los que no hay que dudar en actuar. El primero es que notemos cómo nuestros datos se reduzcan a una velocidad mayor de la habitual. ¿Por qué estamos registrando en nuestra factura del móvil unos consumos de datos que están alejados de lo que nosotros hemos estado haciendo? Quizá se deba a que algún hacker ha tomado posesión de nuestro móvil a distancia y lo esté usando para sus propios fines. Esto también suele derivar en que la batería se agota mucho más rápido de lo normal, dado que el terminal está trabajando el doble de lo que debería. El segundo síntoma es que cuando termine el mes nos venga una factura mucho más grande de lo que esperábamos. Ahí ya entrarían los servicios premium de los que hemos hablado antes, lo que implicaría que alguien estaría robándonos dinero.

Ante todos estos síntomas tendremos que formatear el móvil, pasar un antivirus o solicitar ayuda si conocemos a alguien que entienda más que vosotros, pero en cualquier caso no podremos quedarnos parados esperando a que se pase solo. Las infecciones de dispositivos móviles son muy duras y nos pueden acabar llevando a sufrir duros dolores de cabeza que no recomendamos a nadie. Una vez volvamos a tener el móvil limpio lo que siempre recomendamos es que actuemos con inteligencia y que aprendamos de nuestros errores. Los virus en WhatsApp pueden ser muy puñeteros y es necesario que los frenemos sea como sea.

Compartir en Google Plus

Acerca de Alulus

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios