Xiaomi Redmi Note 4, gran phablet a un precio estupendo

Xiaomi Redmi Note 4

En las últimas semanas hemos llegado a encontrarnos con nuevos terminales de las principales marcas. El mes de agosto normalmente está muy relajado en lanzamientos, pero no así en presentaciones. Y si hay una empresa de la cual nos apetecía hablar es de Xiaomi, que se ha mantenido en la sombra esperando su momento crucial. Lo que al final se han sacado de la manga es el Xiaomi Redmi Note 4, un dispositivo que llegará pisando fuerte, dando continuidad a uno de sus modelos más exitosos. Con él se reescribe, una vez más, lo que entendemos como el phablet ideal, un terminal que responde a todas nuestras necesidades en términos técnicos y que también lo hace respecto a su diseño, con el cual van a cumplir de nuevo con las expectativas de los usuarios. ¿Queréis saber más sobre él?

Xiaomi Redmi Note 4, vuelve el grande

Hace unos días hablamos de cómo el concepto phablet se nos está quedando grande. Cada vez hay menos interés en diferenciar los smartphones de los tablets, aunque somos conscientes de que para hablar de este nuevo terminal de Xiaomi hemos vuelto a recurrir a la palabra de marras. Quizá sea porque los Note siempre nos gusta mencionarlos dentro de este grupo, para que sigamos viendo esa diferencia existente entre smartphones, phablets y tablets. Con este nuevo modelo de Note el fabricante chino le dice al mundo “ey, seguimos aquí” cuando no pasa por su mejor momento precisamente.

Xiaomi ha tenido mejores y peores tiempos y ahora mismo no es una de sus épocas fértiles. El fabricante chino sigue metiéndose en el bolsillo a la audiencia de su país, pero ha quedado demostrado que tiene dificultades para conseguir responder a los gustos del público occidental. O es posible que su problema solo sea a nivel de marketing y nombre, porque hay que reconocer que han dado en el clavo con algunos de sus últimos móviles. El predecesor del terminal del cual hoy hablamos fue, por ejemplo, un gran dispositivo que debería haber tenido un mayor nivel de repercusión. Y este nuevo lanzamiento sigue esa misma línea, aunque corre el riesgo de que todo quede en un quiero y no puedo. Por ahora notamos un mayor apoyo al dispositivo en China que en el resto del mundo, lo que no empieza hablando bien de lo que podemos esperar del terminal.

Xiaomi Redmi color oro

Un móvil potente que complace

Aviso a navegantes. Estamos hablando de un phablet que tiene un precio “ridículo”. Son unos 120 euros, que no son nada si tenemos en cuenta el rendimiento que proporciona y sus características técnicas. Por lo que os cuesta un Galaxy de última generación tenéis… ¿cuántos Redmi Note 4? Un buen puñado de ellos, para que vayáis cambiando de terminal cada vez que lo necesitéis (o podéis tener uno para cada día de la semana). Lo bueno es que no os estamos diciendo que os compréis 10 unidades de un Alcatel, sino de un dispositivo que sí es verdad que técnicamente está por detrás de la gama alta, pero que destaca de forma sobrada en otros aspectos. Vamos, que no queda desmerecido si lo comparamos con terminales mucho más caros y aparentemente potentes.

Pero profundicemos en los componentes en cuestión. Tenemos un procesador Helio X20 de diez núcleos que funciona bajo un rendimiento de 2,1GHz. El chip está fabricado por la empresa Mediatek, en la cual Xiaomi está confiando para demostrar que hay vida más allá de los Snapdragon. Su rendimiento va a ser alto y de base le asegura al fabricante la oportunidad de ahorrar en componentes que de otra forma serían más costosos. En combinación al procesador tenemos una GPU versión Mali T880 MP4, modelo que ya hemos visto en numerosos dispositivos y que sabemos que rinde más que bien en este tipo de casos.

Dos versiones distintas

Como Xiaomi es una empresa bastante consciente de las necesidades de los usuarios vuelve a dejarnos satisfechos al presentar este nuevo Redmi Note en dos versiones que se diferencian en el volumen de sus memorias. La versión más ligera, moderada y barata tiene una memoria RAM de 2GB y su nivel de almacenamiento es de 16GB. Como decíamos antes, “no está mal”. Siendo críticos, es poca cosa. El almacenamiento nos vamos a escudar (y a justificar a Xiaomi) en que ya estamos cansaditos de los enormes almacenajes internos cuando la nube funciona tan bien y luego se nos da la opción de tarjetas microSD. La RAM sí que nos importa un poco más, porque no es tanto como nos gustaría. Con 2GB vamos a ir justitos para ciertas cosas.

phablet de Xiaomi

Pero como decimos, Xiaomi piensa en todo y nos da el modelo más avanzado. En este caso pasamos a una memoria de almacenamiento de 64GB, lo que parece un salto exagerado y muy propios de los iPhone. No entendemos cómo podemos pasar de 16GB a 64GB y es algo que tampoco comprendemos con Apple. La memoria RAM salta de una forma más lógica: pasando de 2GB a 3GB. Si hubiera saltado a 4GB ya sería para poner el grito en el cielo, pero este cambio es comprensible. Con 3GB ya no estamos tan limitados y tendremos una mayor serie de posibilidades de las que beneficiarnos. Lo bueno, y esto lo vemos luego, es que no hay un cambio de precio exagerado entre los dos modelos de terminal, así que… salvo que queráis ahorrar un poquito, lo mejor puede ser decantarse por la versión de 3GB. Al menos a nosotros es la que más nos convence por el rendimiento. Lo del almacenaje nos molesta más, porque no necesitamos 64GB, y mucho menos teniendo acceso microSD en el cual podemos introducir tarjetas de un máximo de 128GB.

La cámara es de 13 megapíxeles en la posición trasera con los habituales rasgos que solemos encontrar en este tipo de componentes, desde flash LED hasta capacidad para grabar vídeos Full HD y toda la parafernalia habitual. El sensor que lo acompaña en la parte delantera es de 5 megapíxeles f/2.0 con modo para que nos hagamos selfies y que salgamos incluso “más guapos” de lo que somos (exagerando, que los milagros no existen). Para terminar, la batería es de 4100 mAh, lo que incluso nos sorprende, porque nos esperábamos una potencia un poco inferior en este sentido. Exclamemos en este sentido un ¡bien por Xiaomi!

Su carcasa está resplandeciente

Xiaomi siempre ha sido, polémicas al margen, una gran imitadora. El fabricante toma buena nota de lo que hacen sus rivales y aplica lo que recibe mejores críticas entre los usuarios. ¿Que están de tendencia las carcasas unibody fabricadas con aluminio? Pues eso es justo lo que le ofrece la marca a los usuarios. Hay muchos sospechosos habituales a los que el móvil les manda un recadito a modo de referencia. Hay momentos en los que os dará la sensación de que tiene algo de OnePlus y también es indudable que Xiaomi se fija en los iPhone para llevar a cabo la fabricación de nuevos terminales como este. No es malo, es lo que se podía esperar.

Carcasa de Xiaomi

En la carcasa hay todo lo necesario para que el terminal cumpla. Tenemos lector de huellas dactilares, porque sin él ya hay pocos dispositivos móviles que puedan tener un buen recibimiento. Las cámaras están bien situadas y en el interior el espacio de la microSD está muy bien optimizado teniendo en cuenta la presencia del puerto de doble SIM (dos pájaros de un tiro, porque no solemos usarlos al mismo tiempo). La pantalla es bastante sólida y nos sorprende el resultado que tenemos al mirarla, porque parece un móvil de una mayor categoría. Son 5,5 pulgadas que están muy bien aprovechadas, introduciéndose muy bien en el mercado phablet y demostrando a propios y extraños que su resolución de 1920 x 1080 píxeles va a dejarnos satisfechos no, muy satisfechos. En especial Xiaomi dice que se ha esforzado para que ver vídeos y páginas web en el exterior no se convierta en una pesadilla como pasó en el pasado con algunos de sus otros móviles (y omitiremos nombres por si alguien se ofende).

Así llegará a las tiendas

Los chinos son unos suertudos, y no solo porque puedan comer el mejor wan tun, sino porque el móvil ya está esta misma semana a la venta en sus tiendas. Xiaomi ha fichado a un grupo de estrellas del cine chino y varios cantantes para que se ocupen de promocionarlo y si lo decimos de una forma coloquial os aseguramos que “lo van a petar”. A los usuarios chinos les pones un móvil como este, lujoso y de alto rendimiento a un precio low cost y comienzan a pensar porqué se han planteado en alguna ocasión comprar un iPhone. Ni locos vuelven a la gama alta. Sobre todo porque el Redmi Note 4 se lanza a unos precios que, como decíamos antes, tienen mucha solera. Si nos basamos en el cambio de moneda, que ya sabéis que fluctúa, pagaremos 120 euros por el modelo de bajo coste, y 160 euros por el avanzado.

No os vamos a decir cuándo ni cómo llegará a Europa, porque esto es una ruleta. Si estáis de vacaciones en China y todavía no se han agotado las unidades del móvil no seáis tímidos y compraros una unidad. Estamos hablando de un coste mínimo para un terminal que os proporcionará muchas alegrías. Nos fastidiará ver que Xiaomi no ha cumplido con los pronósticos dentro de seis meses si el móvil no vende lo que debería vender, porque se trata de un auténtico súper ventas. Pero ya se sabe que no siempre llueve a gusto de todos y que si el fabricante no monta una buena campaña de publicidad del Xiaomi Redmi Note 4 será difícil que el dispositivo llegue a las manos de todos los usuarios que, si supieran lo bien que funciona, se harían con él sin dudarlo.

Compartir en Google Plus

Acerca de Alulus

avatar de autor

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios