El móvil plegable de Samsung se convertirá en tablet

Móvil plegable fabricado por Samsung

El tema del móvil plegable de Samsung lleva sonando desde hace tantos años que ahora mismo hemos perdido bastante el interés en ello. ¿Será la tecnología del futuro o se tratará de un tipo de dispositivo que acabará pasando desapercibido? Hoy suena un nuevo rumor que, por primera vez, nos habla realmente de cómo funcionará el terminal.

Quizá Samsung esté tardando tanto en fabricar el dispositivo porque quiera hacerlo perfecto, y esto supone trabajar en un diseño que de verdad cause el interés de los usuarios. Lo desconocemos. La cuestión es que poco a poco quizá sí que nos estemos acercando hacia la presentación definitiva del móvil. Lo último que se menciona en la prensa coreana es que Samsung tendrá el terminal listo para su lanzamiento en el tercer trimestre de este año 2017.

La información es creíble, dado que es el margen de lanzamiento que se había mencionado con anterioridad. Si por algo pensábamos que no sería posible es porque desde hace tiempo no escuchábamos nada nuevo acerca de este proyecto. Pero parece que va hacia adelante. Lo que se comenta, eso sí, es que Samsung aún está valorando la viabilidad del dispositivo y que tomará la decisión de venderlo o no en base a varios factores. Por ejemplo, van a influir factores como la situación política del momento, las tarifas que se apliquen a los dispositivos para su venta en Estados Unidos (los fabricantes están temblando) y las expectativas del propio mercado. En teoría todo esto pondrá las cartas sobre la mesa en marzo, así que Samsung tendrá tiempo de sobras para decidir qué hacer con el móvil.

Pero vayamos a lo que nos interesa: el uso del dispositivo. ¿Cómo funcionará? Al final el móvil de Samsung tendrá sistema de doble transformación. La pantalla principal la veremos inicialmente en posición de smartphone, pero cuando el panel se mueva al desplegarse se convertirá en un tablet con pantalla de 7 pulgadas. Es decir, que en su posición normal tendremos en el bolsillo un smartphone como cualquier otro que usaremos para llamar, aunque su grosor será un poquito superior. Y cuando queramos ver una película, jugar o hacer alguna otra acción para la cual sea necesaria una mayor pantalla, lo desplegaremos y se convertirá en un tablet.

El concepto es bueno y puede marcar tendencias si el móvil plegable funciona de forma correcta y si cuenta con unos rasgos técnicos que están a la altura de las circunstancias. Eso lo iremos viendo en los próximos meses. Diríamos que tenemos los dedos cruzados, pero vamos a decir que lo que hacemos es tener los dedos plegados.

Compartir en Google Plus

Acerca de Alulus

avatar de autor

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios