Google prepara dos smartwatch con Android Wear

Smartwatch con Android Wear

Los smartwatch se han establecido como uno de los tipos de dispositivo más interesantes de los últimos años. No ha tenido un nivel de aceptación tan dinámico como el que tuvieron los smartphones en su momento, pero los fabricantes están esforzándose para que poco a poco los relojes inteligentes formen parte de la vida de cada vez más personas. En este sentido Google ha sido una de las compañías que ha sabido ver la importancia de este tipo de terminal, dando forma a una versión optimizada del sistema operativo Android que seguramente todos conoceréis: Android Wear.

La llegada de Android Wear al entorno de los smartwatch significó un importante punto de inflexión para todos esos fabricantes que creaban relojes sin saber qué tipo de plataforma les pondrían después. Los fabricantes pidieron y Google les respondió con un sistema operativo muy completo, consciente de las necesidades de los wearable y optimizado para que brillara de forma absoluta en todo el mundo. La mayor parte de los fabricantes se decidieron por Android Wear y crearon sus propios dispositivos, aunque también hubo algunas excepciones, como fue el caso de Samsung, que decidió trabajar en el Gear 2 con Tizen (aunque manteniendo la necesaria compatibilidad con Android para exprimir el entorno de sus dispositivos). No obstante, el caso de Samsung solo fue una pequeña contradicción, puesto que el efecto que logró Google con su sistema operativo wearable resultó de lo más positivo y exitoso entre sus demás socios. Había nacido la que podía considerarse como la plataforma operativa idónea para los wearable.

Smartwatch, el nuevo objetivo de Google

Por ahora Google no se ha pronunciado en relación a la filtración que protagoniza este artículo, pero según los expertos de Android Police, que de filtraciones saben un rato, existe un 99% de posibilidades de que la información sea cierta. Si bien en otras ocasiones han tenido en sus manos filtraciones que estaban lejos de confirmación, en este caso confían ciegamente en que lo que han anunciado es absolutamente real. Y por eso es muy conveniente que vayamos viendo qué es lo que se está gestando, de la mano de Google, para dar un golpe sobre la mesa e intentar cambiar todo lo que conocemos actualmente sobre los smartwatch con Android Wear.

Lo primero de todo es deciros que, de momento, no hay ningún tipo de foto filtrada, y mucho menos una oficial. Las imágenes que podéis ver acompañando este artículo son hipótesis, bocetos, montajes y cualquier otra cosa que ayude a que intentemos hacernos a la idea de lo que Google está preparando. Pero como suele ser habitual, para una filtración de imagen en condiciones seguramente tendremos que esperar a que @evleaks se ponga manos a la obra. Y de momento no parece que tenga nada.

Decíamos que Google trabaja en dos smartwatch y la buena noticia es que los podemos identificar de una forma específica, puesto que sí hablamos de dos nombres en clave. Estos nombres seguramente después desaparezcan, dado que todos los fabricantes usan nombres clave en el proceso de fabricación que después terminan eclipsados por los nombres definitivos con los que llegan a las tiendas. En este caso los nombres clave en cuestión son Angelfish y Swordfish, o dicho de otra manera Angelote y Pez Espada, dos peces que seguro que habréis visto en más de una ocasión. De ambos está claro que si bien la pantalla será circular en su totalidad, es poco probable que apuesten por un diseño plano como el que se ha utilizado en los relojes inteligentes fabricados por empresas asociadas con Google como Lenovo y Motorola.

Angelfish, el grande del grupo

Motorola con Android Wear

Los entusiastas de los smartwatch es posible que reconozcan en este dispositivo de Google ciertas referencias a modelos que han sido muy bien recibidos entre el público. Por ahora se hace referencia a dos terminales de forma específica. Por un lado el Moto 360 de Motorola y por otro el Watch Urbane 2 LTE de LG. En ambos casos se trata de dispositivos que no han obtenido unos malos resultados, por lo que no nos parece mal del todo que lo que está creando Google tenga reminiscencias a ellos. Aún así, se habla sobre características muy variadas. Una de las más significativas es que sus tripas serán visibles, algo que cuando se ha hecho en otros casos ha gustado al público por lo original de la propuesta. Así mismo, cuenta con un formato deportivo que ayudará posiblemente a que el tamaño no sea un problema para quienes lo lleven a todas partes.

Uno de los cambios más importantes con los que Google quiere probar suerte para intentar darle un vuelco al sector es con la incorporación de un total de tres botones en la estructura del reloj. Si tenemos en cuenta que la tónica habitual ha sido incluir solo un botón, nos parece un cambio valiente y que podría tener buenos resultados. La única duda que queda ahora mismo y que se plantean los expertos es cuál será la función de estos botones restantes teniendo en cuenta que hasta ahora era suficiente con tener uno en los smartwatch fabricados con anterioridad.

Respecto a las características técnicas no habrá que echar en falta de nada. Tendremos soporte de conexión LTE, GPS y sistema para monitorizar nuestro ritmo cardíaco. Al tratarse de un smartwatch enfocado al sector deportivo nos tendremos que asegurar de que nos ofrece todo lo necesario para mantenernos en forma y contar con un control exhaustivo de nuestra salud. Funcionará de manera independiente a la presencia del móvil, contará con la última versión de Android Wear y posiblemente simbolizará el estreno de nuevas funciones de las que Google no ha soltado prenda. Pero es de imaginar que haya sorpresas de por medio.

De momento Google no se complica y la filtración apunta a que solo habrá un modelo disponible en el mercado: color titanio. Por lo tanto, más vale que nos vayamos haciendo a la idea de este color si nos interesa la propuesta. Sobre sus dimensiones, el diámetro será de 43,55 milímetros y el grosor de 14 milímetros.

Swordfish, pequeñito pero matón

Comenzamos hablando de las medidas de este segundo smartwatch para que las podáis comparar con las del Angelfish. En este caso hablamos de un diámetro de 42 milímetros y de un grosor de 10,6 milímetros, lo que lo colocará en unas de las mejores dimensiones que se han llegado a ver en este tipo de dispositivo. Dicho esto, nos concentraremos en que la inspiración que ha buscado Google para este modelo no se encuentra en una de las marcas antes mencionadas, sino que esta vez ha ido a un lugar muy diferente en busca de ideas. Porque según cuentan desde Android Police el aspecto de este wearable recuerda a uno de los modelos de reloj Pebble, exactamente el Time Round. No sería de extrañar a la vista de que este smartwatch siempre ha partido de ideas muy innovadoras y atractivas, aunque nos avanzan que se trata solo de una inspiración y que no deberíamos esperar algo parecido a una copia del Pebble o similar.

En este caso no tenemos la configuración de tres botones que nos ha resultado curiosa en el Angelfish, sino que disponemos de un único botón colocado en el lado derecho. Parece que Google se ha esmerado para que en términos de diseño sea un smartwatch bonito y detallado. Esto también explica porqué este modelo sí se venderá en varios colores. Por ahora están confirmadas tres versiones: titanio (cómo no), oro rosa y plata. Como de costumbre, el oro rosa se sigue implantando en el mercado como una de las opciones que más han gustado a los usuarios en los últimos años, un auténtico descubrimiento para los aficionados a la tecnología más llamativa.

Smartwatch de Google

Respecto a las características del smartwatch, lo poco que se ha dicho nos hace pensar que será un dispositivo bastante sencillo, ajustado en posibilidades y funciones. Le faltará el estilo deportivo y eso reducirá las posibilidades. Es muy probable que no cuente con monitor de ritmo cardíaco, que no tenga GPS ni soporte LTE, lo que lo alejará de muchos usuarios debido a la ausencia de funciones que poco a poco se van considerando más fundamentales en el uso de este tipo de dispositivos de muñeca.

Otros datos a tener en cuenta

Es difícil saber qué es lo que ha llevado a que Google tome la iniciativa en el mercado smartwatch. No sabemos cuál es el factor que ha puesto en marcha a los ejecutivos de la firma para tomar la decisión de crear sus propios dispositivos cuando hay varios socios de la compañía que ya están surtiendo al mercado con sus propuestas. Una de las teorías es que Google ambiciona tener una presencia mayor entre los usuarios de dispositivos smartwatch con su sistema operativo Android Wear.

El problema para ellos es que las empresas que están creando relojes inteligentes con Android Wear no han llegado a marcar la diferencia con un terminal que lo cambie todo. Falta un auténtico peso pesado que pueda rivalizar en popularidad con el Apple Watch y en rendimiento y eficacia con el último Pebble de turno. Y si nadie consigue hacerlo, posiblemente Google quiera buscarlo por su propia cuenta. Algo que no nos parece mal, puesto que sabemos que cuando Google se mete a crear dispositivos lo que ocurre, entre otras posibles consecuencias, es una cosa: que su sistema operativo se exprima al 100%.

Y teniendo en cuenta que Android Wear se supone que va a disfrutar de grandes novedades en fechas cercanas, lo más lógico es que Google no quiera dejar pasar la oportunidad. Ellos crearán sus propios smartwatch, se aprovecharán al máximo de Android Wear y le demostrarán al mercado tecnológico que sus wearables pueden ser absolutamente imprescindibles. Otra cosa es lo que opinarán las empresas asociadas a Google que trabajan creando smartwatchs con su sistema operativo, porque imaginamos que no estarán contentas. Pero esa suponemos que es otra historia.

Vía: Android PoliceTalk Android

Compartir en Google Plus

Acerca de Alulus

avatar de autor

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios